En una clase de ESI contó que su abuelo la abusaba

En Cámara Gesell le relató a los especialistas que era sometida desde los 5 años por el padre de su papá con quien convivía la familia.

Sociedad 22 de junio de 2024 Oscar A Canavese Oscar A Canavese
md

Aunque el gobierno nacional pone en duda la eficacia de la Educación Sexual Integral (ESI), una niña aprovechó los talleres que se brindan en su escuela de Viedma para identificar que sufría abuso sexual por parte de su abuelo. Las autoridades del establecimiento hicieron la denuncia y se inició un proceso judicial que finalizará cuando el agresor escuche el veredicto del juicio. Desde el Ministerio Público, a cargo de la querella, solicitó una pena de 8 años de cárcel.

Durante una audiencia desarrollada el miércoles, la fiscalía relató los hechos encuadrados en el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vinculo, la convivencia preexistente y la guarda. El abusador fue identificado como el abuelo paterno de la víctima y la agresión sexual se produjo en la casa en la que vivía la familia, cuando la niña tenía entre 5 y 10 años.

 
De acuerdo con las pruebas presentadas en el juicio, la niña declaró en dos oportunidades en Cámara Gesell, donde contó el sometimiento de su abuelo. En cada una de las entrevistas con el personal especializado para relatar los abusos, la víctima pudo identificar al abusador, como también recordó detalles de contexto que pudieron acreditarse con la versión brindada por los familiares.

 
Como evidencia, también se presentó el informe psiquiátrico forense sobre la víctima, que presentaba algunos trastornos productos de stress post traumático y que no existían rasgos fabuladores en su relato. También los informes de las distintas instituciones que intevinieron durante el proceso en el tratamiento de la niña.

 
Hasta que se conozca la condena, el violador permanecerá detenido con prisión preventiva, como tiene desde el momento en que se conoció el caso. La denuncia fue realizada por la directora de la escuela Primaria donde la niña concurre y fue después de un taller de ESI, cuando se animó a contar el terrible padecimiento.

Te puede interesar
Lo más visto