Ley Brisa: la historia de dos hermanitos rosarinos que recibirán ayuda por su madre asesinada

Judiciales 03 de diciembre de 2019 Por
Dylan y Zaira perdieron a su mamá en el verano del 2015 a manos de un hombre que la mató a puñaladas.
ley brisa

Desde entonces su abuela Rosa los cría, pero con muchas dificultades. Un músico atento y sensible logró iniciar una cadena de favores para activar la Ley Brisa. Es la primera vez que la normativa se aplica en Rosario.

Un músico atento y sensible fue el primer eslabón de una “cadena de favores” que consiguió que se aplicara por primera vez la Ley Brisa en Rosario. La normativa, sancionada en 2017 y reglamentada en 2018, asiste económicamente a los hijos de víctimas de femicidios. En este caso a Dylan (8) y Zaira (7), dos niños cuya madre fue asesinada por el novio en 2015.

Ezequiel “Choza” Salanitro, de Los Bardos, conoció a Dylan durante una actividad con músicos y payasos que preparó en su escuela, la 825 Leopoldo Herrera. Pero un día, en una de esas visitas musicales, Choza no lo vio a Dylan y se preocupó. Comenzó a preguntar y se enteró de la desgarradora historia.

Joana Galarza, la mamá de los chicos, fue brutalmente asesinada a cuchillazos por su novio en el verano del 2015. Tenía 23 años.

Pasaron más de cuatro años y el femicida, Andrés García, fue condenado a prisión, pero a Rosa, la mamá de Joana, todavía le cuesta hablar cuando recuerda aquel 21 de enero de 2015.

Ese día Joana había dejado a Dylan al cuidado de su abuela y regresado a su casa con la pequeña Zaira, de por entonces dos años. Lo iba a pasar a buscar cuando se despertara de la siesta. Rosa la llamó para avisarle que Dylan ya se estaba por levantar y Joana le dijo que salía para allá. Esa fue la última vez que hablaron.

A los 15 minutos llegó el sobrino de Rosa con Zaira en brazos, chorreada de sangre. Pero la nena estaba bien: su mamá la protegió de García con su cuerpo y recibió todos los cuchillazos. Murió al día siguiente.

Cadena de favores, o una locomotora imparable


Enterado de la historia y de las dificultades de Rosa para criar a sus nietos, Choza comenzó a golpear puertas. “Me informo y ahí empieza a generarse una cadena de favores o de locomotora que articula con los vagones”, contó Salanitro.

Si bien Joana fue asesinada en un marco de violencia de género, el caso no estaba caratulado como femicidio y por eso sus hijos no podían acceder a la pensión de la Ley Brisa.

Fue entonces que intervinieron las abogadas del ministerio de Desarrollo Social que consiguieron fallos de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) y del Instituto Nacional de las Mujeres (Inam) a favor de los hermanitos.

La Ansés entendió finalmente que fue un femicidio y habilitó la pensión.

Hasta que cumplan 21 años, Dylan y Zaira recibirán mensualmente el equivalente a un haber jubilatorio mínimo.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar