Últimas noticias

El jefe de los partisanos rusos que invadieron Belgorod reveló que consultan sus operaciones con Ucrania

El líder del Cuerpo de Voluntarios explicó cómo es su relación con las autoridades militares de Kiev, de quienes reciben “aliento, ayuda y asistencia”. Pero aclaró que durante las acciones solamente dependen de sí mismos

Internacionales 25 de mayo de 2023 Oscar A Canavese Oscar A Canavese
2WUPB6TOXVM22KVB5MVXFQU6P4

Uno de los líderes de los partisanos rusos anti Putin que incursionaron en la región de Belgorod a principios de esta semana reconoció cierto “aliento, ayuda y asistencia” por parte de Ucrania en la planificación de sus operaciones.

“Todo lo que hacemos, toda decisión que tomamos detrás, más allá de la frontera [en Rusia]... es decisión nuestra”, dijo Denis Kapustin -alias Nikitin-, líder del Cuerpo de Voluntarios Rusos, en declaraciones a periodistas cerca de la frontera, en el norte de Ucrania.

 
Sin embargo, a continuación admitió cierto “aliento, ayuda y asistencia” por parte de Kiev, aunque no abastecen a sus hombres en armas o equipos. 

“Lo que hacemos, obviamente, podemos pedir a nuestros, digamos, camaradas [ucranianos], amigos su ayuda en la planificación”, dijo Kapustin. “¿Qué opinan de esto? ¿Podrían decirnos si se trata de una misión plausible? ¿Ayudaría a Ucrania en esta lucha o empeoraría las cosas?”, explicó.

“Dirán ‘sí’, ‘no’, ‘es una buena idea’, ‘es una mala idea’. Así que es una especie de estímulo, ayuda y asistencia”, dijo.

Rusia denunció el lunes la incursión de “un grupo de sabotaje” procedente de Ucrania en la región de Belgorod, en el mayor incidente de este tipo desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022. La acción del comando fue concomitante a bombardeos ucranianos que dejaron un muerto y 13 heridos en aldeas rusas, de acuerdo con las autoridades locales.    

Según Kasputin, el solo hecho de haber penetrado en Rusia y regresado a Ucrania “puede considerarse como un éxito”.

“La operación está en curso. Comporta varias fases”, dijo Kapustin, una figura que se ganó fama en los ambientes del hooliganismo y de la ultraderecha rusa y que se instaló en Ucrania antes de la guerra, donde organizaba combates de MMA (Artes Marciales Mixtas) y tenía una marca de ropa. También es conocido por el nombre de guerra de “White Rex” (rey blanco).

Ese tipo de acción, afirmó, obliga al ejército ruso a desplegar un “gran número” de efectivos, debilitando así otras partes de la frontera y de la línea de frente. 

Por su parte “César”, portavoz de la Legión Libertad de Rusia, otro grupo que reivindicó la incursión, calificó la operación como una acción “asombrosa” y posó frente a un blindado que, según dijo, es un “trofeo” arrebatado a las tropas rusas.

“Ellos [los rusos que defendían Belgorod] eran demasiado estúpidos y demasiado lentos. Unas cinco horas, unas cinco horas [para reaccionar]. Sólo intentan entender lo que ha pasado. Se trataba de una compañía mecanizada para, para forzar el contraataque. Ayer, destruimos esa compañía mecanizada. Les causamos muchas bajas”, dijo.

“Es sólo un pequeño comienzo, sólo para reconocimiento”, añadió.

“Caesar”, oriundo de San Petersburgo, fue identificado por medios de investigación rusos como miembro de la esfera imperialista y nacionalista de la ultraderecha rusa. 

Unos treinta combatientes participaron en el encuentro con la prensa, afirmando que habían pasado unas 24 horas en territorio ruso y que regresaron a Ucrania a primeras horas del miércoles.

Rusia afirmó el martes que “aplastó” con su fuerza aérea y su artillería a un comando que atacó la región de Belgorod, eliminando a “más de 70 terroristas ucranianos”.

Los miembros del comando afirmaron que solo hubo dos heridos en sus filas.

Los milicianos se definen como “conservadores y tradicionalistas de derecha”, aunque algunos de ellos se reivindicaron en otras épocas como neonazis. 

Kapustin dijo que la reacción de Moscú demuestra que “la dirigencia militar y política de Rusia no está mínimamente preparada” para enfrentar semejantes acciones.

“Quiero demostrarles [a los rusos] que se puede luchar contra los tiranos y que el poder de Putin no es ilimitado”.

Ucrania negó cualquier implicación en la incursión.

Las autoridades rusas difundieron imágenes de los vehículos capturados a los comandos, identificados por el diario norteamericano The New York Times como MRAP estadounidenses.

Ucrania recibió más de 500 vehículos de ese tipo de Washington, pero “Caesar” asegura que compró los suyos “en tiendas de material bélico”.

Te puede interesar
Lo más visto