El Congreso que viene: la batalla por el quórum en Diputados, las dudas de Monzó y el rol de Cristina Kirchner en el Senado

Elecciones 2019 10 de noviembre de 2019 Por
Juntos por el Cambio ganó terreno en la Cámara Baja y se convirtió en la primera minoría. El kirchnerismo busca sumar a legisladores de provincias aliadas y tiende puentes con el radicalismo.
congreso.-.

Tras la derrota electoral ante Alberto Fernández, el presidente Mauricio Macri encontró algo de alivio en los propios números que cosechó su espacio: 10.807.453 millones de votos que se tradujeron en más de 40 puntos.

Este apoyo le permitió a Juntos por el Cambio convertirse en la primera minoría en Diputados y obligó al Frente de Todos a repensar su estrategia parlamentaria para alcanzar quórum propio. En este contexto, el kirchnerismo se dispone a encontrar fisuras en el interbloque compuesto por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica ARI y, en paralelo, ampliar su base mediante acuerdos con gobernadores peronistas que tengan representación en la Cámara Baja. Lo hace sin preocuparse por el Senado, que será controlado por Cristina Kirchner y en el que no corre riesgo la aprobación de iniciativas propias.

Nueva_cámara_de_diputados


La batalla por el quórum
En números concretos en Diputados, el interbloque Juntos por el Cambio contará con 119 diputados, mientras que el Frente de Todos tendrá 109 bancas. De aquí se entiende la necesidad de ampliar alianzas para alcanzar mayorías y aprobar proyectos claves. En particular, aquellos que se discutirán en los primeros meses del gobierno de Alberto Fernández, como podría ser la ley de emergencia económica, la aprobación del Consejo Social y Económico e incluso una iniciativa energética.

Para que estas medidas obtengan luz verde, el Frente de Todos deberá negociar con Juntos por el Cambio para obtener quórum o en su defecto comenzar a seducir a los espacios denominados "grises", es decir, aquellos que se mantienen en un carril intermedio entre el macrismo y el kirchnerismo. Mauricio Macri ya le dio la orden a Cristian Ritondo -que será jefe de bloque del PRO- de mantener la unidad en el interbloque. La misma orden bajó María Eugenia Vidal. Que el radicalismo se mantenga dentro de esta estructura será clave para sostener una oposición con poder de fuego y en el kirchnerismo ya tomaron nota de esto. Según pudo saber TN.com.ar de fuentes legislativas, uno de los objetivos del Frente de Todos será intentar resquebrajar este lazo de la futura coalición opositora.

El lunes, Ricardo Alfonsín aceptó que mantiene conversaciones con Alberto Fernández, y el posible jefe de Gabinete de su gobierno, Santiago Cafiero. Una de las tareas de Agustín Rossi -que presidirá el interbloque del Frente de Todos, será tender puentes entre el Frente de Todos y el radicalismo.

senadores


En busca de los "grises"
Consenso Federal conservará a partir del 10 de diciembre cinco diputados, un interbloque que será encabezado por Graciela Camaño. El espacio, según pudo saber TN.com.ar, buscará mantenerse como una alternativa al macrismo y el kirchenrismo, aunque no descarta acompañar medidas que considere "equilibradas". Entre las caras nuevas del Congreso estará Alejandro "Topo" Rodríguez, un histórico dirigente cercano al excandidato a presidente, Roberto Lavagna.

Por su parte, el Frente Cívico por Santiago, que responde a Gerardo Zamora, contará con otros siete representantes, que serán tentados por Rossi para incorporarse al espacio kirchnerista. Los acuerdos que pueda tejer Eduardo "Wado" de Pedro con los mandatarios provinciales, en caso de confirmarse su llegada al Ministerio del Interior, serán vitales para obtener apoyo en iniciativas claves. En el kirchnerismo descuentan sumar a estos representantes.

En el caso de San Luis ocurre algo similar: en el kirchnerismo irán por los cuatro representantes de esa provincia en la Cámara Baja, a los que se suman otros tres por Misiones (que responden a Oscar Herrera Ahuad); el mendocino Omar Félix; Rosario Muñoz (por Chubut); Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino y Lucas Di Giacomo, de Juntos Somos Río Negro. Si las negociaciones resultan exitosas y el kirchnerismo logra hacerse de estos dirigentes, podrá estar cerca del quórum con el que sueñan en la Casa Rosada.

 Rossi, un interlocutor clave en la etapa que se viene. Créditos: NA.
Con una cámara de Diputados polarizada, Sergio Massa, que asumirá la presidencia, tendrá que demostrar cintura política para conducir un recinto en el que las terceras fuerzas no tendrán peso específico. Por su parte, Emilio Monzó, ya dio señales de autonomía y demostró tener una capacidad dialoguista que el líder del Frente Renovador tendrá que sostener.

El caso Monzó es otra incógnita. No son pocos los que sostienen que el actual presidente de la Cámara Baja podría romper con Juntos por el Cambio y diagramar su propio bloque. Sus diferencias con el macrismo fueron marcadas en la última etapa. Además el dirigente se ganó el respeto de todos los referentes en Diputados y su figura atrae al ala más dialoguista del Frente de Todos.

La conducción de Cristina
La Cámara Alta renovó un tercio de sus integrantes y se eligieron 24 nuevos senadores. El Frente de Todos sumó 13 representantes y de esta forma el interbloque alcanzó los 38 integrantes, un número que le permite tener quórum propio. Cristina Kirchner será la presidente del cuerpo, y su banca, la que dejará libre al haberse convertido en vicepresidenta, estará ocupada por Jorge Taiana, su excanciller.

Según pudo saber este medio, entre los senadores peronistas más moderados persisten dudas en torno al tono con el que Cristina conducirá la Cámara Alta. En este sentido, la posible designación de la mendocina Anabel Fernández Sagasti al frente del bloque generó ruido por el hecho de integrar La Cámpora y tener un alto perfil K.

 Cristina Kirchner moderará la Cámara Alta. Créditos: AFP.
El kirchnerismo sumó nombres como los de Mariano Recalde; Oscar Parrilli; Silvina García Larraburu y María Inés Pilatti Vergara. El Bloque Justicialista, que integrará el interbloque, quedó con 12 senadores.

Por su parte, Cambiemos sumó senadores y alcanzó los 28 escaños, un número importante pero que no podrá evitar el avance del Frente de Todos sobre las iniciativas que se discutan.

Proyectos
"Es una cuestión necesaria el que haya sesiones extraordinarias". Con esta frase, un importante dirigente del Frente de Todos confirma que habrá actividad parlamentaria en diciembre y tendrá una cargada agenda. En este temario habrá una prioridad: el Presupuesto 2020.

Pero además, en el Frente de Todos trabajan para aprobar la creación del Consejo Económico Social, clave para las aspiraciones políticas de Fernández en los primeros seis meses de trabajo. Claudio Moroni, que podría asumir como ministro de Trabajo, es el nexo entre el presidente electo y los empresarios y sindicalistas. "Es un abogado laboralista con experiencia en el tema", le habían dicho a TN.com.ar semanas atrás.

La agenda de temas para las sesiones extraordinarias podría incluir la aprobación del Consejo de Seguridad -que reemplazaría al Ministerio que conduce Patricia Bullrich-; la ley de Góndolas; una iniciativa para promover las inversiones en hidrocarburos; una reforma tributaria y la renegociación de la deuda.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar