Una negociación con un arma en la mesa: así se gestó el pase de Maradona a Barcelona hace 42 años

El 4 de junio de 1982, Pelusa, que por entonces estaba a préstamo en el Xeneize, fue transferido a España y el agente que lo llevó tuvo que negociar con un militar.

Deportes 04 de junio de 2024 Redacción Canavese & Asoc Redacción Canavese & Asoc
diego-maradona-_862x485

"Espero que no te moleste si dejo la pistola encima de la mesa. No es por nada, pero pesa y es incómodo sentarse con ella", le dijo Domingo Tesone, comisario y presidente de Argentinos Juniors entre 1982 —época del último gobierno de facto en la Argentina— y 1992, a Josep María Minguella, histórico agente de futbolistas que quería llevarse a Diego Maradona a Barcelona de España, quien respondió: "Hombre, si no se dispara sola, por mí no hay problema".

 
Si bien el Diez se desempeñaba en Boca, el Bicho era dueño de su ficha y estaba a préstamo. No era la primera vez que el representante intentaba llevar a Diego a Europa porque quedó obnubilado desde la primera vez que lo vio en 1977, cuando llegó al país para seguir al extremo derecho Jorge López, aunque rápidamente quedó hipnotizado por el juego virtuoso del nacido en Villa Fiorito.

 "Entonces –contó Minguella tiempo atrás en BBC Mundo– desde el banquillo salió este chico de físico sorprendente, vistiendo un pantaloncito corto que parecía de playa y con mucho pelo. Me enamoré de cómo tocaba el balón, de cómo se movía. Me enamoré del Maradona futbolista y yo que era del Barcelona de toda la vida entendí que debía traerlo como fuese".

En 1980 comenzaron a negociar para ficharlo y llegarona un acuerdo. "Todo estaba atado", remarcó el agente español. Hasta un amistoso en la Ciudad Condal y una visita del presidente culé, José Luis Núñez, a un duelo de la Selección Argentina.

Sin embargo, todo cambió 15 ó 20 días después, cuando sonó el teléfono de Minguella. Era Julio Humberto Grondona, por entonces presidente de AFA. "Había problemas con el transfer, me dijo, y tuve que volver a Argentina para entrevistarme con el Ministro de Bienestar Social, el almirante Lacoste, que había llegado al cargo por su buen trabajo organizando el Mundial 78", relató.

diego-maradona-_w862

Más allá del dinero que ofrecía el conjunto catalán, los militares no querían que Diego se fuera a Europa previo al Mundial de España 1982, al que el equipo de César Menotti llegaba como campeón. "Ahora no lo pueden fichar. Lo necesitamos para su Mundial", le advirtieron.

Cabe remarcar que en medio de esos primeros rechazos, Argentinos cedió a Maradona por dos temporadas a Boca para que continuara en el campeonato local. Diego fue figura, goleador y campeón del Metropolitano 1981. En el ocaso de su préstamo en La Ribera, Minguella volvió a Buenos Aires para reactivar el interés de Barcelona y fue ahí que surgió el encuentro con Tesone, quien había sustituido a Próspero Consoli.


Finalmente, después de haber visto el arma sobre la mesa, Minguella logró acordar la transferencia, que se oficializó un 4 de junio de 1982. Pudo haberlo comprado por 100 mil dólares en 1977, pero decidió esperar a que despegue futbolísticamente y, cuatro calendarios después, desembolsó cerca de 1200 millones de pesetas (7.2 millones de euros), un número récord para la época en el mercado del Viejo Continente. "Fue el primer gran fichaje que hice y también el más largo y complicado", sostuvo el agente, que décadas más tarde volvió a ser noticia por sellar el arribo de otro crack argentino, Lionel Messi.

Últimas noticias
Te puede interesar
Ranking