Una dura pelea por sobrevivir

Deportes 30 de diciembre de 2017 Por
Schumacher y Giallombardo, en una fecha especial.
0022427727

No se conocen en absoluto. Quizás Mauro Giallombardo lo tenga como ídolo o lo haya admirado. Michael Schumacher difícilmente haya mirado el automovilismo argentino, aunque cuando corrió por última vez en la Fórmula 1 para Mercedes, en el Gran Premio de Brasil de 2012, unos días después la Rana de Bernal se consagraba campeón del TC en el Mouras de La Plata. Ambos coinciden en la pasión por los fierros y en los terribles accidentes que sufrieron fuera de las pistas, con secuelas que hoy les impiden volver a ser lo que eran. Ayer se cumplieron 4 años del de Schumy en esquí y el piloto bonaerense cumplió 28 años. Ambos en la misma lucha que el alemán por sobrevivir, con mejores perspectivas.

De Schumacher no se sabe nada prácticamente desde entonces. El último parte médico data de septiembre de 2014, 9 meses después de haber golpeado la cabeza contra un roca. Desde que salió de la clínica donde permaneció en estado de coma vive en la mansión que la familia tiene en la lago Geneva, en Suiza. Su esposa Corinna Betsch levantó un muro mediático a su alrededor y se estima que gasta 22 mil dólares por día para que lo cuide un equipo de 15 profesionales médicos, para lo cual se está desprendiendo de costosos activos. Se estima que sigue en estado vegetativo y la esperanza, obviamente, nunca se perdió.

En tanto, el papá de Giallombardo dijo que su hijo ya pudo hacer algunos movimientos en bicicleta fija y que pronto podrá comer por sí solo. Todavía no habla, se espera que la semana próxima le quiten la traqueotomía y que pueda volver a hablar. Dijo que reconoce todo, que está conectado a la realidad. El choque de frente contra un micro parece no haberlo vencido.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar