El Concejo de Rosario aprobó el descanso dominical para los mercantiles

Provinciales 18 de marzo de 2016 Por
La adhesión a la ley provincial sumó 21 votos contra 6: desde julio los grandes súper deberán cerrar los días domingo.
debate.jpg_1572130063

“Y se da por aprobada la presente ordenanza”, se escuchó apenas y con dificultad a la presidenta del Concejo Municipal, Daniela León. Y no más: a las 20.04 la voz quedó tapada por aplausos y gritos que bajaban desde las gradas y se replicaban en el mismo recinto, donde los propios concejales celebraban que, tras más de seis horas de debate y argumentaciones, finalmente se había aprobado por contundente mayoría la adhesión de Rosario a la ley de Descanso Dominical.

Con 21 votos a favor y 6 en contra –por una ausencia no se alcanzó el 75 por ciento exacto de las voluntades– Rosario se transformó en la urbe santafesina número 21 en acoplarse a la ley 13.144, que estableció el cierre de grandes superficies comerciales los días domingo y los feriados patrios. Y si bien la ordenanza de adhesión –uno de los cambios introducidos por el Senado de la provincia, que transfirió a cada localidad la responsabilidad de poner en vigencia la norma– menguó en parte los alcances de la ley, la Asociación de Empleados de Comercio lo midió no sólo como una victoria, sino como la principal. Con la mayor ciudad de la provincia encuadrada, la evaluación es que sólo parece cuestión de tiempo que la capital provincial termine también restaurando la perdida conquista de los mercantiles, que mantuvieron su “domingo en familia” hasta que quedó pulverizado con la desregulación de todas las actividades del país a través del decreto 2.284 de 1991, antesala para las grandes privatizaciones o cierres de empresas públicas.

La ordenanza aprobada ayer no limita, y así lo hicieron ver buena parte de los ediles que argumentaron a favor, a todas las grandes superficies comerciales, sino a las que tienen más de 1.200 metros cuadrados. Incluso su artículo segundo restringe todavía más, apuntando explícitamente sólo a súper, mega e hipermercados.

El tamaño de los locales –que en rigor alcanza en forma a las grandes cadenas aunque puntualmente una o más bocas de expendio sean menores a la superficie establecida– y la puntualización de su rubro tuvo, en rigor, más críticos que defensores. Más aún nadie acordó con ese punto. Quienes votaron en contra –el radical Martín Rosúa, que desde antes que se aprobara la ley, en noviembre de 2014, sostenía su inconstitucionalidad y los cinco ediles del PRO, que argumentaron en favor del derecho de los trabajadores mercantiles a descansar pero en desacuerdo con el “mamarracho” jurídico que lo consagra– objetaron situaciones contradictorias que se pueden provocar, como que pueda abrir sus puertas una tradicional megatienda del centro –que hoy no abre los domingos– pero deba cerrar un súper que está a seis cuadras y sí abre.

Del mismo modo hicieron quienes votaron a favor del descanso dominical, cuya observación era que no se alcanzaba a empresas que debería. Por ello ese punto tuvo más votos en contra: los seis ediles originales volvieron a votar –al oponerse a la norma en general no estaba claro si debían o no hacerlo– y otros cinco, los monobloques de Norma López y de Fernanda Gigliani junto a los tres ediles de Ciudad Futura, también.

Se ganaron un reto de sus pares: Jorge Boasso y María Eugenia Schmuck les recordaron que lo que votaban podía ser insuficiente y era perfectible, pero era lo “máximo” que se había logrado acordar. Así que el artículo salió con 16 votos a favor y 11 en contra.

Finalmente, y por un acuerdo que se dio en el mismo recinto, se quitó por completo el artículo tercero, que establecía que el Ejecutivo municipal debía girar a los seis meses de aplicación de la norma –que será a partir de julio próximo– un informe sobre el impacto y los efectos.

En cambio se introdujo otro, que encomienda al Palacio de los Leones “coordinar” con los organismos instituidos como autoridad de aplicación de la ley 13.144 por su misma letra, esto es Ministerio de Trabajo y Ministerio de la Producción de la provincia.

En ese marco la idea de consenso se tradujo en otra ordenanza, votada sobre tablas después, y es la constitución del Observatorio de seguimiento del cumplimiento de la ordenanza, que estará integrado por representantes del Ejecutivo municipal, el Concejo, las partes empresaria y sindical, y el Ministerio de Trabajo.

Con todo, la falta de claridad específica pasará entonces a la reglamentación de la ordenanza, que en rigor regula el horario de apertura y cierre de comercios, no materia laboral dentro de ellos. De determinarlo se encargará, entonces, la intendenta Mónica Fein.

Y la jefa del Palacio de los Leones ya había enviado un mensaje durante la misma jornada, al advertir que implementaría lo que votara el Concejo, lo que puede leerse como una advertencia de que no habrá veto ni total ni parcial ni tampoco una promulgación que contraindique el espíritu del descanso dominical.

Repudio por “aprietes”

Tanto los concejales que votaron a favor como los que lo hicieron en contra dedicaron un párrafo de sus argumentaciones a repudiar la reacción de la cadena de supermercados Coto. Es que desde la empresa se volvió a improvisar contra la normativa una ruidosa “movilización” de “trabajadores” –los encomillados son del edil Carlos Cardozo, que votó en contra de la ordenanza pero censuró agriamente la “extorsión” por parte de la firma– que la cadena de capitales nacionales ensambló con el envío de medio centenar de telegramas de despido relacionando directamente las cesantías con el cierre dominical.

Los ediles tenían copia de los telegramas, que además de mencionar la normativa que se debatía se excusaba de la responsabilidad, al considerar alteradas las condiciones de funcionamiento. Todos los ediles respondieron con vehemencia y después del debate por el descanso dominical trataron una declaración que salió por voto unánime repudiando los despidos y el accionar de la firma Coto.

Antes, en el recinto, también se mencionó a otras tres grandes firmas, Carrefour, Libertad y Jumbo– incluso invitando a la primera a “que vaya a Francia” –su lugar de origen– con el planteo, ya que en el país galo rige el descanso dominical.

Y otro párrafo aparte tuvo como blanco a la cámara ASU (Asociación de Supermercados) que las cuatro firmas integran, ya que “nunca” estuvo en el Concejo para plantear sus objeciones en forma abierta, pero según los ediles estuvo a la orden del día para hacer en forma encubierta operaciones de prensa y de lobby.

- EC

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar