Chabás: la aceitera no acató la conciliación y sigue cerrada

Regionales 02 de marzo de 2016 Por
Ricedal desoyó el dictamen del Ministerio de Trabajo y una vez más no permitió el ingreso de los trabajadores a la planta sobre la ruta 33.
LR1601--.jpg_88717827

La posibilidad de que la empresa Ricedal Alimentos reiniciara las actividades productivas en la planta aceitera que cerró en Chabás quedó trunca al no acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial, en el marco de una audiencia celebrada ayer en Rosario para intentar, sin éxito, destrabar el conflicto.

Tras la medida adoptada cerca del mediodía por el organismo laboral, un grupo de operarios se presentó en el primer turno de la tarde a cumplir con sus tareas pero no se le permitió el ingreso, tal como ocurrió el lunes a primera hora, tras el inesperado cierre del establecimiento sobre la ruta nacional 33 en el ingreso al pueblo. Lo mismo sucedió en los siguientes turnos, con lo cual quedó confirmado que la firma desoyó la resolución de Trabajo al menos hasta ayer. Y todo indica que hoy tomaría la misma actitud.

“Con esto la empresa busca dilatar la negociación, apuntando al desgaste de los trabajadores para que terminemos optando por una indemnización o aceptando las reglas de juego que pretende imponer. Pero vamos a seguir luchando hasta las últimas consecuencias en defensa de nuestras fuentes de trabajo”, sostuvo enfático Pablo Lucero, secretario gremial del sindicato aceitero en Chabás, en relación al comportamiento asumido por la gerencia de Ricedal Alimentos.

Asimismo dijo que “es más de lo mismo que hizo en conflictos anteriores donde resistimos y logramos nuestro cometido”, para luego advertir que “nos mantendremos firmes frente a las puertas de la fábrica hasta obtener la respuesta que buscamos” y no descartó la posibilidad de endurecer las medidas de fuerzas.

En la audiencia de ayer celebrada en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo los representantes de la empresa plantearon la imposibilidad de que seguir adelante con la planta procesadora de aceite de soja y derivados que tiene en Chabás debido a razones “económicas y financieras que hacen inviables la actividad” tal como fue consignado en los telegramas de despido.
  Sin embargo el gremio considera que “hoy la actividad tiene un mercado favorable, por lo cual la decisión de cerrar no es más que una especulación para intentar condicionar las negociaciones en las paritarias que se avecinan además de una suerte de apriete ante los reclamos que se vienen llevando adelante por el pago mejoras salariales”.

En medio de la controversia el organismo laboral dispuso dictar la conciliación obligatoria que no acató la empresa además de fijar, en ese marco, una nueva audiencia para el próximo jueves 10.

Comité de crisis en Firmat. Ante la preocupante situación económica y financiera por lo que atraviesa el sector de la maquinaria agrícola y que pone en riesgo la continuidad laboral de centenares de trabajadores se constituyó en Firmat un comité de crisis donde confluyen fuerzas políticas, sindicales, empresariales y sociales.

El espacio quedó conformado tras una serie de encuentros convocados por el Centro Económico local con la vista puesta en la defensa de la producción y el empleo.

Aunque la problemática en cuestión fue visibilizada a través de una serie de acontecimientos que tomaron estado público como el cierre de la fábrica de implementos agrícolas, Meyde SRL, el conflicto laboral que aún subiste en la fábrica Alcal en demanda del pago de salarios, y la intranquilidad que persiste en Firmat por el delicado estado financiero de la empresa de cosechadoras Vassalli Fabril, también hay otras industrias de la ciudad y la zona con dificultades.

Y, precisamente, el objetivo del comité de crisis es gestionar acciones tendientes a mejorar la situación del sector y evitar mayores cimbronazos que afecten las economías locales y regionales con las consecuencias sociales que ello implica.

Aunque todavía resta confirmar la fecha está previsto para los próximos días un encuentro donde se espera que autoridades provinciales desembarquen en Firmat para anunciar medidas para el “rescate” de empresas en problemas.

Así lo confirmó ayer a La Capital el presidente del Centro Económico firmatense, Alberto Marchetti, quien calificó como de “muy positiva” la conformación del flamante espacio ya que representa “una unidad de voluntades que muy pocas veces se dio”, dijo.

De la reunión participaron directivos del Centro Económico y de sus cámaras de Industria y Comercio así como el intendente, Leonel Maximino, acompañado por miembros de su gabinete, referentes sindicales y legisladores locales y provinciales, además de trabajadores de la empresa Alcal, entre otros.

- LC

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Boletín de noticias