Inseguridad: el gobernador no ve un complot policial

Provinciales 25 de septiembre de 2019 Por
Miguel Lifschitz respaldó a su ministro en el área, Maximiliano Pullaro, y dijo que no cree en las versiones de actitudes corporativas dentro de la fuerza.
gobernador

“No hay elementos para hablar de una actitud corporativa ni mucho menos de un complot” policial, dijo ayer el gobernador Miguel Lifschitz, al referirse a la ola de violencia que sacude a la capital santafesina y que tuvo su máximo exponente la semana pasada cuando en pleno centro de la capital asesinaron a dos hombres en intentos de robo. Los hechos derivaron en que el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, determine la intervención de la Unidad Regional I.

   Según algunas fuentes, la existencia de un “complot” al interior de la fuerza es una de las hipótesis que se maneja a puertas cerradas en las esferas políticas provinciales. Pero el gobernador fue taxativo: “No tengo ningún elemento para hablar de una actitud corporativa de la policía en ese sentido”.

Sin bajar los brazos

Con la misma vehemencia, Lifschitz descartó que su gestión haya “bajado los brazos en materia de seguridad” después de haber perdido las elecciones el 16 de junio. Las dos hipótesis “son parte del imaginario colectivo” dijo a la luz de una semana en la que se contabilizó casi un homicidio por día en la capital provincial, dos de ellos en ocasión de robos: el del comerciante Julio Cabal, ocurrido en una fiambrería ubicada a sólo 100 metros de la Municipalidad y por el cual ayer le dictaron prisión preventiva a un sospechoso; y el de Maximiliano Olmos, perseguido y baleado para sustraerle la moto.

   “No tengo elementos para decir que hay un mensaje corporativo de la policía. A veces, hay fenómenos que tienen que ver con el delito, coincidencias y coyunturas”, dijo el mandatario en una conversación con periodistas. “No detectamos falta de colaboración de los efectivos policiales y no percibo falta de predisposición”, sentenció. Su aseveración fue en el mismo sentido en el que se había expresado Pullaro cuando la semana pasada intervino la Unidad Regional I.

   “No es cierto que haya zonas liberadas, no es cierto que hayamos tirado la toalla. Hemos perdido las elecciones, pero hasta el 10 de diciembre vamos a seguir tomando decisiones en materia de seguridad”, había dicho Pullaro.

   En ese marco el gobernador defendió su gestión. “Nosotros trabajamos como un equipo de seguridad más allá del ministro y los logros y resultados son, para bien y para mal, del gobierno”, enfatizó. “Asumimos siempre la responsabilidad de conducir la seguridad con logros, avances y con las dificultades y problemas que todos los días se producen en un tema muy complejo”, remarcó Lifschitz. Y admitió que “hay fallas” en la prevención, pero se dispusieron refuerzos para las zonas más calientes de la ciudad.

Marchas

La seguridad santafesina se vio interpelada la semana pasada por miles de santafesinos que marcharon tras el crimen de Julio Cabal, exigiendo seguridad y justicia. Esa marcha se replicó ayer frente a la Casa de Gobierno, en este caso encabezada por familiares de Maximiliano Olmos, a quien le dispararon la noche del jueves 19 de septiembre para robarle la moto en una persecución en el barrio Mariano Comas del macrocentro.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Boletín de noticias