Un ex mecánico boliviano ganó el primer concurso latinoamericano de poda de viñedos

Rural 07 de septiembre de 2019 Por
El certamen se realizó en bodega Andeluna, del Valle de Uco mendocino. Compitieron 80 podadores de Argentina, Perú, Chile y Bolivia. El jurado premió lo rápido y preciso.
boliviano

La poda de la vid requiere de manos cada vez más entrenadas: rapidez y detalle en cada corte. En Mendoza, está a cargo de cuadrillas de podadores, muchos de ellos inmigrantes limítrofes, que llegaron al país en busca de trabajo. Para poner en valor el oficio de la poda y su aporte a la producción de grandes vinos, la empresa Bahco Argentina desarrolló la primera edición sudamericana y la octava edición local del Concurso de Poda Profesional en Vid.

El certamen se realizó en bodega Andeluna, en la prodigiosa localidad de Gualtallary, en el Valle de Uco, a una hora en auto de la ciudad de Mendoza. Participaron competidores de Argentina, Perú, Chile y Uruguay. El primer puesto fue para un podador de la bodega Norton (Luján de Cuyo), el boliviano Maycol Albino Subia (26), que lleva apenas tres meses dedicado a la poda vitícola y que antes trabajó en mecánica del automotor.


La poda es un oficio milenario y esencial que se realiza antes de que la planta despierte de su letargo invernal. Consiste en reducir la parte vegetativa a fin de controlar su forma y limitar su crecimiento natural, mejorando la calidad de sus uvas. Esta práctica no sólo condiciona la futura vendimia sino también las subsiguientes, y a largo plazo, el desarrollo de la misma cepa.

En el Valle de Uco compitieron 80 obreros de finca. El día amaneció despejado y frío, una temperatura de 5 grados centígrados por la mañana y una máxima de 20 grados por la tarde. La amplitud térmica, la diferencia entre el frío y el calor, es una de las características que permite una maduración pausada de la uva, que los azúcares del día no sean respirados durante la noche y la planta alcance mayores concentraciones.


En el primer Concurso Sudamericano de Poda Profesional en Vid participaron 80 representantes de 4 países: Argentina, Chile, Bolivia y Perú.
La tarea de la poda se realizó a la mañana temprano. Los podadores tenían 30 minutos para demostrar sus habilidades en la finca. El jurado integrado por el ingeniero Ignacio Galárraga, profesor de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo, y por los ingenieros Gustavo Aliquo y Aníbal Catania, del INTA Mendoza, evaluaron la velocidad y calidad de los cortes realizados.

El certamen organizado por Bahco, que tiene fábrica en Santa Fe y es el primer fabricante europeo de tijeras de poda, serruchos y otras herramientas de mano, premió a tres trabajadores. El primer puesto fue para Maycol Albino Subia (Norton), el segundo lugar lo obtuvo Eugenio Achu Flores (Catena Zapata) y el tercero, Néstor Fabián Fernández (INTA Luján de Cuyo).

“Llegué a Mendoza en junio. Aprendí a podar en Cabernet Sauvignon. Me costó mucho, al principio me golpeaba con las plantas. He sufrido el frío y las heladas”, relata Maycol, el ganador de la competencia. El joven podador nació en Santa Cruz de Bolivia, está casado y  tiene una hija de cuatro años. Explicó que la técnica para ganar el certamen fue: “precisión, tirar el corte prolijo contra la yema y dejarlo lo más rápido posible para avanzar en la hilera de viñedos”. Ganó un televisor, una valija con herramientas de Bahco, el vino ícono de Andeluna y el premio mayor, la tijera dorada. “Me encanta la Argentina, si tenés voluntad, te ganas tu plato”, dice Maycol, que cobra 650 pesos por día de trabajo, y quiere continuar en la vitivinicultura.

Como organizador, el gerente de Bahco, Fernando Montenegro, comentó que el concurso es un reconocimiento a la importancia de una “poda esmerada” y a la “buena labor” del podador. En Francia es un concurso que se realiza desde hace más de 50 años, junto a la asociación de viñateros de Europa. En Argentina, comenzaron en 2012 y cuentan con el apoyo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo.

En esta oportunidad, la convocatoria se extendió a otros países y generó mayor competitividad, exigencia, dinamismo, y rendimiento de parte de los concursantes. En cuanto al desarrollo de herramientas para la poda vitícola, Montenegro explica que hay una evolución en el mercado de herramientas pero aún venden la gama más baja dentro del rubro. Aclara que la tendencia en Europa es utilizar tijeras ergonómicas. “Son tijeras podadoras que hacen alrededor de 10 mil cortes por día, que minimizan la lesión en la mano del podador con el uso de distintos tamaño de mango y hoja, para balancear la fuerza”, dice Montenegro. En la sede local, han comenzado a comercializar herramientas eléctricas de poda (tijera con batería de litio), que permite que el podador tenga un rendimiento estable porque la fatiga no la tiene él, sino la máquina. La batería tiene una duración de una jornada completa de poda, alrededor de 8 horas.

El ejecutivo de Bahco Argentina, fábrica con 25 mil artículos en catálogo y herramientas que se utilizan en electricidad, automoción, mecánica, minería y campo, comenta que el mercado vitivinícola está en retracción por el crecimiento de otras bebidas como la cerveza pero, para su compañía, es “un mercado importante” y al que “continuarán acompañando” en su crecimiento.


El ganador se sorprendió a sí mismo y a todos porque lleva apenas tres meses dedicado a la poda vitícola. Tiene 26 años y antes trabajó en Bolivia como mecánico de automotores.
Las provincias vitivinícolas acompañaron el evento para difundir la cultura del trabajo de campo en las distintas regiones. El concurso de Poda Profesional en Vid fue declarado de interés turístico y cultural en la provincia de Salta, y de interés turístico en La Rioja. Además, contó con el apoyo del Ente Mendoza Turismo para que los enoturistas puedan presenciar el concurso y aprender en forma directa los rudimentos de esta técnica milenaria.

En el Valle de Uco se vivió como una fiesta. La reconocida cocinera Narda Lepes, acompañada del chef de bodega Andeluna Pedro Marigliano y todo el equipo de cocina, prepararon el almuerzo para los podadores y los turistas presentes. El menú consistió en un costillar a las llamas y verduras de estación asadas, como pimiento, brocoli, papa y zapallo calabaza. Los repetidos brindis fueron con exquisitos vinos de Andeluna, con la degustación de su línea Altitud, en las variedades Sauvignon Blanc, Merlot, Malbec y Cabernet Sauvignon.

 
 
 
 
 
 
 

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Boletín de noticias