Causa Cuadernos: Bonadio validó con pruebas los dichos de 31 arrepentidos

Judiciales 06 de septiembre de 2019 Por
Desde hace un año, la Argentina debate el valor de los dichos de un arrepentido. Si se pueden corroborar, valen; si no, se descartan.
bonadio

Mediante un escrito de 120 páginas, el juez Claudio Bonadio dio por corroboradas las 31 declaraciones en la causa conocida como los cuadernos de las coimas. Para hacerlo, las rodeó de un compendio de pruebas que les dan, según resolvió, veracidad a los dichos que expresaron frente a los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo.


Desde cruces de llamadas hasta registros bancarios, la Justicia considera que no le mintieron cuando reconocieron sus delitos a cambio de la reducción de la condena.


La ley prevé un año para corroborar los dichos de los arrepentidos. En caso de que el juez así lo haga, los procesados acceden a los beneficios de reducción de pena que prevé la norma; caso contrario, se aplican las penalidades. Bonadio sostuvo que cada una de las declaraciones aportaron datos que permitieron comprobar una asociación ilícita. "Con la prueba recolectada se pudo establecer que, durante un lapso cercano a los ocho años cuando menos, Roberto Baratta, Nelson Javier Lazarte, Hernán Gómez, Fabián García Ramón, Rafael Llorens y Walter Fagyas [todos funcionarios del exministerio de Planificación] efectuaron las cobranzas a distintos particulares, habiendo sido trasladados, en la mayoría de las oportunidades, en vehículos conducidos por Oscar Centeno", dice la resolución.

Luego, completa el esquema: "A partir de ello, y previo percibir el porcentaje que correspondiera a sus tareas, procedían a entregar los fondos recaudados a otros funcionarios, tales como José Olazagasti, Hugo Larraburu, Juan Manuel Abal Medina y Daniel Muñoz, quienes finalmente los derivaban a manos de los verdaderos beneficiarios de la maniobra ilícita: Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Julio De Vido".

Quien se adentre en la resolución podrá leer que aquellas anotaciones de Centeno respecto de los peregrinajes millonarios al departamento de la familia Kirchner, en Uruguay 1306, fueron corroborados por el encargado del edificio. "Entre 2007 y 2010, Muñoz venía con personas y he visto movimientos de bolsos y valijas con una frecuencia semanal o, a veces, de 15 días. Se abrían la puerta desde el portero eléctrico", declaró.


Los cruces de llamadas son una prueba muy fuerte sobre la que Bonadio se apoya. Centeno escribió en su bitácora el 21 de mayo de 2008: "Lo llevé al licenciado a Billinghurst 2407. Juan Carlos a retirar un bolso [sic] y lo llevé al licenciado a su departamento". El juez estableció que ese departamento pertenecía a un hermano de Mario Marxit, ejecutivo de Isolux, y que Juan Carlos se refiere a De Goycoechea, el CEO de la constructora que declaró como arrepentido. Ese día, el empresario y Baratta hablaron por teléfono, al igual que el 19 de junio de 2008, fecha en la que también se asentó el retiro de un bolso.

Desde 2009 hasta 2015, ejecutivos de Isolux se comunicaron varias veces con los hombres de Planificación que tenían que retirar los bolsos de la constructora. El último, el 13 de julio de 2015, cuando De Goycoechea habló dos veces con Lazarte. Ese día, Centeno escribió: "Lo llevé a Nelson a Isolux, de Venezuela 151, donde subió una persona con una caja a nuestro auto, que según Nelson eran 1.200.000 dólares [sic] esta persona se baja una cuadra después", anotó.

Otro ejemplo de la comprobación de la ocurrencia de los hechos se ve en los cruces de llamadas entre Lazarte y Ángelo Calcaterra, dueño de Iecsa y primo del Presidente, o Javier Sánchez Caballero, número dos de la compañía. Decenas de comunicaciones coinciden con las anotaciones de Centeno respecto de los días en que se retiraba dinero.

Armando Loson, dueño de la energética Albanesi, además de sus dichos, acompañó extractos bancarios, donde surgen los retiros de dinero para pagar coimas. El primero fue el 12 de julio de 2013, cuando extrajo $130.000 y el último el 21 de mayo de 2015 ($300.000). Fueron nueve extracciones por $2,1 millones. Cada fecha tiene relación con alguna visita apuntada por Centeno a Alem 855, sede de la empresa.

Así se confirmaron los testimonios. Jorge Neyra, ejecutivo de Electroingeniería, dijo que pagó por orden de Gerardo Ferreyra, el número uno de la empresa. Bonadio estableció que hubo retiros de dinero en fechas concordantes con las anotaciones del remisero. Entre el 2 de octubre de 2008 y el 24 de noviembre de 2010 se retiraron en efectivo 18 millones de dólares de las cuentas de Electroingeniería y sus controladas.

"Del ministerio llevé a Baratta y Lazarte a Azucena Villaflor 450, piso 25. Esperamos en el coche y bajó Jorge Neyra con una valija con US$3 millones y la puso él en el baúl, luego subió al asiento de atrás y le entregó un papel a Baratta con el resumen de lo aportado", anotó Centeno. Eran las 19.30. Esa mañana, Neyra había retirado una suma similar del banco. En efectivo.

 
 
Por: Diego Cabot

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Boletín de noticias