Acusan a Rusia de manipular a Interpol para perseguir a opositores al Kremlin con "notificaciones rojas"

El Mundo 09 de abril de 2019 Por
El financista británico Bill Browder, un viejo enemigo del Kremlin, criticó la designación de un fiscal ruso vinculado a investigaciones "políticamente motivadas" en una alta comisión del organismo internacional
Bill-Browder-1920-2

Bill Browder, financista británico y adversario del presidente Vladimir Putin, acusó a Rusia de manipular Interpol para perseguir a oponentes políticos,luego de que un fiscal cercano al Kremlin fuera nombrado a cargo de un alto comité en el organismo que a su vez ha sido recientemente criticado por su utilización como instrumento de regímenes autoritarios en la persecución de enemigos políticos.
En una carta a Interpol, los abogados de Browder se quejaron de la reciente designación alegando que el fiscal tiene experiencia trabajando para el gobierno ruso en investigaciones "políticamente motivadas".
Browder encara desde hace tiempo una campaña legal y mediática contra el gobierno de Putin, luego de que su ex abogado, Sergei Magnitsky, muriera en 2009 en dudosas circunstancias en una celda rusa tras ser arrestado, como reporta el periódico The Telegraph.
Magnitsky llevaba 11 meses encerrado sin un juicio y murió de un presunto ataque al corazón, de acuerdo a las autoridades, días antes de que fuera liberado. Tras su muerte, Browder se movilizó para lograr que el gobierno de Estados Unidos aprobara en 2012 la "Ley Magnitsky", que incluye una serie de sanciones a funcionarios rusos involucrados en la muerte del abogado y ha servido como base para actuar frente a violaciones de derechos humanos en Rusia.

Browder se ha convertido en un férreo opositor del Kremlin tras la muerte en 2009 de su abogado Serguei Magnitsky, fallecido en circunstancias extrañas dentro de una celda rusa
Por su parte, el Kremlin acusa a Browder, nacido en Estados Unidos, de evasión impositiva y ha realizado al menos siete intentos de arresto y enjuiciamiento.
Al respecto, Interpol acaba de notificar a Browder sobre un nuevo intento de Rusia de pedir una orden de captura internacional en su contra. El organismo internacional comenzará a evaluar el caso el 15 de abril.
La decisión de avanzar o no con la llamada "notificación roja" caerá en la Comisión de Control de Interpol, uno de cuyos miembros es Petr Gorodov, uno de los principales fiscales actualmente en funciones en Rusia.
"Esto es serio. Si viajo a un país equivocado y me arrestan como resultado de una notificación roja de Interpol, entonces seré enviado a Rusia y asesinado", indicó Browder a The Telegraph.

Interpol, fuertemente cuestionada
Interpol ha sido acusada en los últimos tiempos de ser un instrumento utilizado por algunos países autoritarios para localizar a sus oponentes, y en consecuencia ha revisado los procedimientos de publicación de sus famosas "notificaciones rojas", pero esto ha sido insuficiente para protegerlos plenamente.
Estas notificaciones permiten informar a los 194 Estados miembros de esta organización internacional de policía criminal de que los tribunales de un país han dictado una orden de detención contra una persona.
Así, en base a una de estas circulares emitidas tras un pedido de El Cairo, Sayed Abdellatif –que tras sufrir torturas en Egipto huyó de su país y pidió asilo a Australia en 2012- estuvo detenido cinco días en un campo de refugiados australiano, antes de que la notificación fuera levantada.
 
La organización internacional se encuentra bajo presión por la manipulación sufrida a manos de regímenes autoritarios, y ha tenido que modificar sus protocolos (AP Photo/Laurent Cipriani)
El líder uigur naturalizado alemán, Dolun Isa, fue también atormentado durante mucho tiempo por una circular emitida a petición de Beijing; así como el autor turco Dogan Akhanli, que estuvo bloqueado durante varios meses en España en 2017 tras un pedido de extradición de Ankara transmitido a Interpol.
Estos casos son algunos de los muchos denunciados por la ONG londinense Fair Trials, que alerta sobre los casos de periodistas, defensores de los derechos humanos u oponentes detenidos tras la emisión poco minuciosa de estas notificaciones internacionales.
Entre las 13.000 circulares emitidas cada año, Fair Trials no puede decir cuántas están "motivadas políticamente" o son "abusivas".
Pero uno de sus directores, Alex Mik, explicó a la AFP que "se han observado casos por parte de Egipto, Azerbaiyán, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela, Irán, Indonesia, Bahrein, Rusia, China y Turquía".

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar