La Posada del Sol, el hotel abandonado en la colonia Doctores al que nadie se atreve a entrar

El Mundo 07 de abril de 2019 Por
Homicidios, suicidios, torturas, fantasmas y sociedades secretas, estos son algunos de los misterios que rodean el inmueble
posada-el-sol1

Ubicado en la calle de Niños Héroes 139 y Doctor Navarro,  colonia Doctores, en contra esquina de las oficinas del Tribunal Superior de Justicia, se encuentra la Posada del Sol, la cual fue construida por el reconocido arquitecto Juan Sordo Madaleno en los años de 1940.
La historia de este hotel abandonado, que cuenta con 500 habitaciones y una riqueza arquitectónica casi invaluable ha pasado de generación en generación entre los habitantes de la colonia Doctores, donde se localiza el inmueble.
La leyenda dice que de la campana que se hallaba frente a la estatua de san Francisco de Asis, a la entrada de la capilla del hotel, se encontró el cadáver de Fernando Saldaña Galván, constructor y dueño del lugar.
 
Según cuentan, este ingeniero español se colgó de la estatua ante la desesperación de las grandes deudas a las que se hizo acreedor. Otra versión sugiere que luego de llevar a la bancarrota a la familia, asesinó a su esposa e hijos y luego se suicidó.
Aquel galante caballero jamás abandonó el lugar, ni siquiera después de muerto.  Los pocos valientes que han entrado al recinto de noche, aseguran haber visto su espíritu; y distintas historias lo identifican como el guardián del hotel. 
Él no es el único que protege las desgastadas puertas de la "Posada del Sol", también lo hace su pequeña hija, quien vive en la habitación 103 y a quien la gente ha llegado a ponerle altares.
 
Vecinos y comerciantes han dado testimonios en los que aseguran que durante las madrugas se escuchan gritos estremecedores provenientes de ahí. Además de estos fantasmas, hay paredes dobles que dirigen a pasillos secretos. Estos caminos ocultos atraviesan todo el lugar, generando un monstruo de concreto del que sería casi imposible salir.
Hay un piso completo bajo el nivel del suelo, el cual, según dicen, fue utilizado por Arturo "El Negro" Durazo, jefe de la policía capitalina, para torturar gente.
Los rumores de homicidios, suicidios, torturas y fantasmas no es lo único que alberga la posada. También lo hacen sociedades secretas, pues según cuentan, Fernando Saldaña pertenecía a la masonería. Distintos símbolos y frases inscritos en la cúpula de la capilla así lo sugieren, al igual que un gran pentagrama dentro un círculo que los acompaña.
 
Todas estas cosas hicieron que el hotel, embargado por el gobierno capitalino, estuviera abierto solo por 8 meses. Luego, los distintos sucesos paranormales y los problemas políticos con los masones forzaron su cierre.
Ahora, este edificio abandonado es un tesoro para la Ciudad de México y los creyentes en los sucesos sobrenaturales. Quienes han podido entrar aseguran que parece un set de película. 
Plantas retorciéndose entre las paredes agrietadas, estatuas de santos que se desmoronan, murales desdibujados entre los rincones, gigantescos balcones desde los que se avizora el jardín, columnas y pisos cuadriculados en un perfecto blanco y negro, y chimeneas que ruegan por ser encendidas.
 
Art Nouveau y barroco son las corrientes predominantes en las habitaciones; baños tan elegantes que son dignos de cualquier palacio, un pequeño teatro y hasta un bar son algunos de los tesoros que resguardan las paredes. 
Vitrales, esculturas, herrería y otros materiales, el eclecticismo en la arquitectura generó un sitio digno de historias fantásticas hasta ahora abandonado.  
 
Este glorioso registro arquitectónico de México ha estado cerrado por décadas. Una placa de piedra con un texto de su dueño, con fecha del 22 de febrero de 1945, da indicios del año en el que posiblemente se terminó de construir.
En algún momento, el gobierno de la ciudad anunció un proyecto para transformar el Hotel Posada del Sol en un gran centro cultural, sin embargo, poco después se canceló y hoy corre el riesgo de ser demolido.   

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar