La moda del "vapeo juvenil" con el uso del cigarrillo electrónico, ¿prepara el cerebro de los jóvenes para la adicción?

Salud 360 30 de marzo de 2019 Por
Una reciente investigación del FCD advirtió que el vapeo juvenil genera una adicción "diferente" en los adolescentes porque su cerebro aún está en desarrollo y puede definir una posterior adicción al tabaco u a otras sustancias. En Estados Unidos, el consumo de los e-cigs aumentó el 75 por ciento sólo en el último año entre estudiantes de secundaria. Expertos consultados por Infobae sugieren a pesar de que la venta de cigarrillos electrónicos está prohibida en la Argentina que se alerte más sobre la nicotina que existe en el vapeo
iStock_26086836_LARGE

Si bien a la ciencia aún le falta reunir más evidencia científica para concluir -como ya sospecha y señala el consenso de la comunidad médica-  que el consumo de cigarrillo electrónico es un producto dañino para la salud; el vapeo juvenil sostenido en el tiempo y percibido por ellos mismos como inocuo, se instala cada vez con más fuerza entre los jóvenes del mundo, como una tendencia sociocultural, y a la despierta preocupación entre los médicos e investigadores; impulsando investigaciones con datos precisos que no tardan en llegar .
Sobre el tema, la última investigación del FCD , una organización de Estados Unidos -con apoyo de la Fundación Hazelden Betty Ford – que trabaja hace décadas para la prevención del abuso de sustancias, como el consumo problemático de alcohol, tabaco y otras drogas reveló por qué el vapeo del cigarrillo electrónico es más nocivo para la salud de los adolescentes y posó una mirada crítica  sobre esta moda. El paper advirtió que el vapeo juvenil  genera una adicción "diferente" en los adolescentes porque su cerebro aún está en desarrollo.
La contundencia del informe sobre el mundo joven tuvo mucho que ver con su autora, la doctora Stacey Wisniewski, considerada no sólo una experta en prevención para la FCD, sino también por su especialización en el trabajo con adolescentes en recuperación de las adicciones.
 
Según recientes declaraciones del propio comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) Scott Gottlieb, el uso de cigarrillos electrónicos por parte de los jóvenes está aumentando de forma generalizada y frecuente. Y señaló que estos dispositivos electrónicos de administración de nicotina están "enganchando" a una generación de adolescentes. Gottlieb como autoridad del más influyente organismo regulatorio del mundo sentenció: "todo está sobre la mesa" para detener esa tendencia.
 Los datos en Estados Unidos sobre los llamados  e-cigs indican un aumento del 75 por ciento sólo en el último año entre los estudiantes de secundaria.
El uso creciente de diferentes modelos de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes tiene para los científicos -y lo rubrica la doctora Wisniewski en la investigación de FCD-  un tipo de adicción que es diferente a la que se desarrolla en adultos. La investigación observó sobre los riesgos de adicción para las chicas y los chicos que en muchos casos no saben que los productos contienen nicotina. Sumado a que sus cerebros aún se están desarrollando.
 
Durante este período crítico – la adolescencia- el cerebro es particularmente vulnerable a químicos altamente adictivos, como la nicotina, y los jóvenes que usan sustancias son más proclives a volverse adictos.
La introducción de la nicotina en el cerebro adolescente puede llevar a una lucha a lo largo de la vida con la adicción a la nicotina, ya sea introducida a través de los productos tradicionales del tabaco o por el "vapeo", señaló el reporte de la especialista en prevención de los Estados Unidos, Stacey Wisniewski.
En un estudio publicado en la revista de medicina JAMA, se identificó que los adolescentes que consumen nicotina por vapeo son cinco veces más propensos a consumir también cigarrillos comunes. El año pasado, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) descubrió que los adolescentes que utilizan cigarrillos electrónicos son más proclives a consumir marihuana. "La adicción es progresiva y puede extenderse a otras sustancias", resaltó Wisniewski, y agregó que esa particularidad es una razón para que la prevención y una intervención temprana son claves para impedir que la adicción se desarrolle.

Además, hay un factor de riesgo significativo en la adicción a la nicotina en adolescentes: la depresión. "Estudios han asociado los síntomas depresivos y la adicción a la nicotina. Esto significa que esos adolescentes que están lidiando con temas de salud emocional pueden necesitar apoyo adicional para tomar decisiones saludables mientras enfrentan un período de estrés en sus vidas".
En diálogo con Infobae, Rafael Díaz, médico cardiólogo y director de ECLA(Estudios Clínicos Latinoamérica) puntualizó que, "el impacto del uso del vapeo entre los jóvenes según la National Academy of Sciences de los Estados Unidos es un fenómeno en auge que hay que mirar con atención. Si bien aún desde la ciencia falta más evidencia concreta del impacto sobre la salud y del vínculo con el cáncer de pulmón y otros, lo que sí sabemos es que un adolescente que "vapea" regularmente será un mayor consumidor de tabaco y posiblemente de otras sustancias".
En el informe de FCD, se alertó que los productos de vapeo aún no están regulados en los Estados Unidos, ni se les exige a los fabricantes que adviertan que contienen nicotina, ni sobre el riesgo de adicción. Un producto popular lleva la marca JUUL y es ofrecido como un modo para ayudar a dejar los cigarrillos comunes. Sin embargo, en el informe de FCD se precisó que los productos JUUL también tienen sales de nicotina que hacen más placentero el consumo en el pecho y en los pulmones.
El reporte de Wisniewski aconsejó transparentar a los adultos que los productos para vapeo también tienen nicotina, para que éstos deban conversarlo con los jóvenes de manera adecuada y clara. También deberían buscar el apoyo de un profesional de la salud para que los ayude a abandonar el consumo nocivo al adolescente.
El doctor Díaz, director del departamento de cardiología del Instituto Cardiovascular de Rosario precisó a Infobae: "los problema del vapeo sobre el desarrollo del cerebro en los jóvenes que planteó Wisniewski  son interesantes para profundizar; como también lo es el concepto de legalidad que rige entre jóvenes y en espacios públicos en  muchos países.  Preocupa que los jóvenes practiquen el  vapeo pensando que se trata de una acción inocua e inofensiva. Hay que decir que fumar regularmente nicotina vaporizada y otros componentes que trae el cigarrillo electrónico no es bueno para la salud".

Consultado por Infobae, el doctor Ignacio Gutiérrez Magaldi, médico clínico y presidente de la Sociedad de Medicina Interna de Córdobaconsideró al informe FCD claro y revelador, "hay que recordar que este dispositivo electrónico no está aprobado por ninguno de los dos organismos regulatorios, ni el local, ANMAT, ni el de los Estados Unidos, la FDA . Existe entre los jóvenes y los adultos una gran desinformación alrededor del cigarrillo electrónico y el acto del vapeo: ¡claro que contiene sustancias nocivas!, que no disminuyen el factor de riesgo potencial de cáncer de pulmón a futuro, ni a las adicciones. Solo por mencionar algunas sustancias perjudiciales para la salud de los cigarrillos electrónicos -y por consiguiente del vapeo- que están presentes en estos dispositivos, aparece la nicotina que genera adicción, el óxido de etileno,  que provoca irritación y potencial riesgo de neoplasia respiratoria y del tubo digestivo, entre otras".
Mirada local 
En la Argentina, la venta -y consumo- de cigarrillos electrónicos está prohibida, pero igual la población accede a comprarlo en Internet o de otras formas. Gustavo Zabert, cofundador de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y presidente de la Asociación Latinoamericana del Tórax, afirmó en diálogo con Infobae que el consumo de tabaco a través del cigarrillo electrónico está en crecimiento en la Argentina. "A pesar de que está prohibido por la ANMAT, se compra por Internet. Hay diferentes modelos de dispositivos, desde los que vienen con cartuchos con sabores y nicotina, hasta los que dicen que calientan pero no queman. Es un problema serio de salud porque ninguno de los productos son seguros. Y ni siquiera se conocen aún todos los efectos para la salud. De hecho, en el caso de los cigarrillos comunes, la investigación sobre su daño llevó varias décadas".
 
El doctor Zabert coincidió con el informe de FCD en que "el vapeo desarrolla adicción en los jóvenes, quienes piensan que no están consumiendo nicotina. Creen que sólo inhalan vapor con sabores, como si fuera un helado de agua. Sin embargo, los productos sí contienen nicotina y eso produce adicción en poco tiempo", añadió el doctor Zabert.
En tanto, el médico neumonólogo Gabriel García, director del departamento de asma de la Asociación Latinoamericana de Tórax y jefe del Servicio de neumonología del Hospital Rossi de La Plata, dijo a Infobae: "Los pulmones de los seres humanos están para respirar aire puro. No están preparados para respirar más o menos nivel de nicotina. Como el vapeo supone una menor cantidad de nicotina, el consumo es percibido como menos dañino tanto por los adultos, como los adolescentes. Sin embargo, el vapeo es una nueva forma de consumo nocivo que genera adicción. Es como pensar que un revólver mata menos que una ametralladora".

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar