Stella Lancuba: "Celebro pertenecer a una generación que ayuda a pacientes a lograr una familia"

Salud 360 08 de marzo de 2019 Por
La doctora argentina en medicina y especialista en medicina reproductiva será la tercera mujer que asumirá la presidencia de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva para el periodo 2019-2021. Un repaso por los principales temas de debate alrededor de las técnicas de reproducción humana asistida en el contexto local-global
Fertilizacion

Después de 38 años de carrera, Stella Lancuba hizo aportes muy importantes a la comunidad científica alrededor de las técnicas de fertilización asistida y desde su rol de directora médica del Centro de Investigaciones de Medicina Reproductiva (CIMER) desde donde aborda varios aspectos vinculados con la reproducción humana. Infobae conversó con ella:

 
– ¿Cuáles han sido sus recomendaciones para la Ley de Fertilización Asistida?
– Como integrante de la comunidad científica consultada en este tema he sentido un alto grado de compromiso con la comunidad y mis pacientes para poder transferir el avance científico tecnológico al marco de la ley. En tal sentido, he asesorado a los tres poderes del estado nacional en temas de cómo ampliar el acceso a los tratamientos de fertilización, facilitar los mismos logrando la mayor efectividad clínica, tal como edad materna, remarcando la importancia de la calidad de los profesionales e instituciones que realizan estos tratamientos para tener los mejores resultados en términos de efectividad.
En la Argentina, sobre los temas más relevantes aún se sigue discutiendo, porque el marco regulatorio es insuficiente. Y tienen que ver con los aspectos relacionados con el manejo adecuado de las donaciones de gametos, con jerarquizar la importancia del marco de estudio de donantes receptores, el reclutamiento de donantes y las discusiones sobre la confidencialidad, el anonimato o no de la donación y la identidad de los niños nacidos.

Por último, un tema muy sensible en el cual los argentinos no hemos podido acordar, tiene que ver con la criopreservación o congelamiento de embriones. Este tema es central, en el marco del abordaje científico, ético y legal de la fertilización asistida, y sus aspectos prácticos más relevantes no han sido definidos legislativamente.

stella-lancuba-5
Lancuba es doctora en medicina, especialista en medicina reproductiva. Será la tercera mujer que asumirá la presidencia de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva

– ¿Cuál es su opinión acerca de los reglamentos de esta ley a nivel nacional y en las provincias?
– Argentina tiene un sistema de salud muy particular. La reglamentación de la ley muchas veces genera desigualdades. Hay provincias que han sido pioneras en la reglamentación y manejo de los tratamientos. Otras lo han hecho de manera mucho más lenta, es decir, el manejo muestra una amplia variación a nivel país. Sin embargo, también es cierto que los temas de alta complejidad a nivel salud requieren constituir fuertes redes de interacción aún entre diferentes provincias y regiones para un mayor aprovechamiento de los recursos del sistema de salud. Los tratamientos de fertilización asistida requieren tratamientos, altas tecnología y capacitación profesional funcionando en redes de alta complejidad.
– ¿Hasta qué edad recomienda recurrir a la congelación de óvulos?
– El congelamiento de óvulos o preservación de la fertilidad es recomendable a edades tempranas. Las estadísticas muestran que si una mujer congela sus óvulos antes de los 30 años, la tasa de embarazos será superior al 80% por ciclo y el número de óvulos obtenidos probablemente supere los 10 o 20 óvulos. Si realiza la criopreservación entre los 30 y 35 años, la probabilidad desciende a 40% por ciclo, pero si lo hace luego de los 35 años la tasa de embarazo disminuirá a la mitad por ciclo, por tal motivo sería recomendable realizarla antes de esta edad.
– ¿Cuál es el protocolo para la donación de óvulos? ¿Cómo seleccionan a las
donantes? ¿Cuáles son los criterios?
– Para ingresar en donación de óvulos, las indicaciones consisten en identificar las patologías que evidencian la disminución o ausencia de adecuada función ovárica, como en los casos denominados falla ovárica prematura, genéticas, quirúrgica, quimioterapia o radioterapia.
Una indicación cada vez más frecuente es la edad materna avanzada o mujeres que han fracasado en tratamientos con óvulos propios. Es una modalidad terapéutica que ha permitido el nacimiento de miles de niños en el mundo revirtiendo cuadros de infertilidad de otro modo irreversible.
También permite la gestación a parejas igualitarias, donde una mujer aporta el óvulo y otra es gestante. Los criterios de selección de una donante potencial se realiza estudiando el estado de salud de la misma en mujeres menores de 35 años; analizando sus hábitos, conjuntamente con el descarte de antecedentes de patologías específicas y antecedentes psicosociales. Luego se realizan estudios genéticos variables y el descarte de infecciones.

– ¿Por qué es necesario hacer un estudio genético preimplantatorio enmujeres mayores de 35 años?
– El estudio genético preimplantatorio (PGS o PGT) es un estudio que identifica y estudia las características del ADN del embrión y su patología en la etapa previa a la transferencia del embrión en el útero en el marco de un procedimiento de fertilización. Es recomendable su realización en mujeres mayores de 36 años con dificultades reproductivas causadas por aborto recurrente, presencia de alteraciones de los espermatozoides o fallas previas de implantación embrionaria luego de un tratamiento de fertilización.
El PGS o PGT puede lograr transferir en el útero embriones con mayor probabilidad de implantación y menor riesgo de aborto. La ventaja de esta metodología es permitir una mejor selección del embrión y minimizar los fracasos de los tratamientos de fertilización asistida.
– ¿Cuál es el porcentaje de éxito de la fecundación in vitro?
-En mujeres menores de 30 años con transferencia de blastocisto la tasa de embarazos es superior al 60 % por ciclo. Si además se realiza la selección del blastocisto por estudio genético preimplantatorio PGS la tasa de embarazo asciende a más de 75% por ciclo.
 La efectividad de los tratamientos de fertilización asistida convencional depende básicamente de la edad materna, de los factores que causan la dificultad reproductiva, por ejemplo, la calidad espermática y de la denominada reserva ovárica. Un factor que en la actualidad ha tomado relevancia es el número, la calidad y el estadio evolutivo de los

embriones transferidos en el útero.
En transferencia de embriones en mujeres mayores de 40 años con óvulos propios, la tasa de niños nacidos es menor a 15% por ciclo. Esta situación se revierte mediante el estudio genético preimplantatorio de los embriones o realizando un tratamiento de donación de óvulos luego de los 40 año donde se puede lograr mayor efectividad, es decir, que la efectividad depende básicamente del método de selección del embrión y la edad materna o de la fecundidad de los donantes.

– ¿La reserva ovárica varía según qué factores?
– La reserva ovárica se define como el número de folículos antrales que posee una mujer en sus ovarios y está directamente relacionada con el potencial de desarrollar un adecuado número de óvulos si se estimula la ovulación. Poco se conoce sobre la regulación local de los mecanismos determinantes de la denominada gametogénesis (proceso de maduración de los óvulos) y hay actualmente novedosos experimentos que seguramente cambiarán el enfoque de estos tratamientos en la próxima década. Por ejemplo, hoy se conoce que la maduración de los óvulos está altamente regulada por un circuito inhibitorio.
Cuando este circuito se libera, los óvulos entran en una etapa de alto desgaste, situación que es muy frecuente en las pacientes que nos consultan. También sabemos que el número de óvulos con potencial madurativo que posee una mujer, está fuertemente impactado por la edad, los hábitos, tóxicos, cirugías y otros factores ambientales.
Por todo lo descrito si una mujer desea retrasar la maternidad por diferentes motivos más allá de los 30 o 35 años, sería recomendable que vitrifique sus óvulos y los mantenga congelados en nitrógeno, ya que en el ovario están en permanente proceso de maduración y aún de envejecimiento y esto es completamente asintomático, existiendo riesgo de dificultades reproductivas futuras.

– ¿Sobre la identidad del donante, abierta o cerrada? ¿Por qué?
– Un tema que ha sido muy debatido internacionalmente es la de la identidad de un donante. Es fundamental tener en cuenta que un donante no es padre, este es un concepto relevante y aún reconocido por la legislación nacional e internacional. Históricamente la donación más frecuente en el mundo se realizó en forma anónima. Esto significa con resguardo de la identidad donante – receptor, guardando un registro y conservación de estos datos en el centro de fertilización. Este modelo permitió reclutar un alto número de donantes, pero es muy debatido porque genera conflicto respecto al derecho del niño de conocer la identidad del donante.
En el extremo opuesto figura la donación abierta, en el cual se manifiesta la identidad del donante: puede ser relacional como, por ejemplo, a partir de un familiar u otra persona donde mediando una evaluación psicosocial, se dona con conocimiento de identidad. En lo personal adhiero a este tipo de donación, y en una investigación realizada en CIMER, nuestro instituto, se evidencia que el 37% de las donantes que se acercan a nuestra institución refieren que donarían revelando identidad.Sin embargo, otros estudios reflejan que en Argentina más del 50% de las parejas receptoras de óvulos no han revelado a sus hijos por qué técnica fueron concebidos, por lo tanto, se observan a nivel social variantes o contradicciones respecto a cómo los padres revelan a sus hijos cuestiones que por otra parte son de carácter íntimo.
– ¿Cómo se siente al ser la tercera mujer que asumirá la presidencia de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva en 71 años?
– Lo vivo como otra gran oportunidad personal y profesional y como el reconocimiento y premio a mi trayectoria y mi trabajo del día a día. Me siento muy respetada por mis colegas. Siento un alto entusiasmo y compromiso por haber sido elegida presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, una institución prestigiosa. Es para mí un honor recibir esta designación, en la institución dedicada a fomentar el estudio de la infertilidad humana para facilitar la discusión científica en Argentina con alta interacción internacional.
Esta especialidad le ha dado sentido a nuestras vidas durante décadas. Celebro también en esta etapa los momentos compartidos junto al profesor Robert Edwards, Premio Nobel de Medicina 2013 por su labor y el logro del primer nacimiento en el mundo mediante esta tecnología.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar