La iglesia ortodoxa de Ucrania se independiza de Rusia y genera un cisma

El Mundo 09 de enero de 2019 Por
El patriarca de Constantinopla le concedió el beneficio, pese a la furia de Moscú, que desconoció a la máxima autoridad ortodoxa.
iglesia

Ayer, en Estambul, el patriarca ecuménico de Constantinopla presentó el decreto de independencia al obispo metropolitano de la nueva Iglesia Ortodoxa de Ucrania. La decisión tiene un claro trasfondo político: la salida de Ucrania de la órbita de Moscú. Al punto que el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, viajó para asistir a la ceremonia. El cisma, que convierte a la iglesia ucraniana en independiente, ha enfurecido a Rusia.

Bartolomé I presentó el Tomos, el pergamino que contiene el decreto, en una ceremonia en Estambul que santificó la escisión de la iglesia ucraniana de la Iglesia Ortodoxa de Rusia. El patriarca firmó el decreto la víspera.

La decisión de Ucrania de separarse del patriarcado de Moscú tras más de tres siglos ha repercutido de inmediato en Rusia. La medida se tomó mientras siguen los combates en el este de Ucrania entre fuerzas gubernamentales de Kiev y los rebeldes prorrusos armados por Moscú con tanques y artillería. La medida obliga a clérigos y fieles a elegir con qué iglesia quieren permanecer.

Bartolomé I, el patriarca de Constantinopla, el "primero entre iguales" en el patriarcado ortodoxo, anunció que la Iglesia Ortodoxa de Ucrania se convirtió en la 15a iglesia ortodoxa independiente. Los ucranianos "desearon la independencia eclesiástica`` durante siglos y nunca aceptaron que formaban parte de la iglesia rusa, alegó.

El patriarca pidió también a la nueva institución que "se esfuerce por la unidad y la paz" con el clero que siga bajo la órbita de Moscú y colabore en la reconciliación para ``ayudarles a entender que Ucrania merece una iglesia unida".

Tras la decisión sobre la escisión decidida por Bartolomé I el pasado octubre, la iglesia rusa cortó lazos con Estambul, el centro de la fe ortodoxa. Constantinopla es el antiguo nombre de Estambul hasta que cayó en manos turcas en el siglo XV. El metropolitano Epifanio I, quien fue elegido el mes pasado por líderes de la iglesia ucraniana como primado de la institución, llevará el decreto a Kiev.

El presidente del país, Petro Poroshenko, quien hizo campaña en favor de la nueva iglesia, asistió a la ceremonia de dos días celebrada en Estambul. La iglesia ortodoxa de Rusia considera la decisión del patriarca como nula y "cismática", derivada de la política occidental destinada a reducir la esfera de influencia rusa, por lo que ha anunciado que romperá relaciones con el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Algo que ha llevado a una ruptura sin precedentes entre los ortodoxos, que carecen de una jerarquía única como la católica y cuyas diócesis se conducen con un gran nivel de autonomía.

El patriarca Epifanio I presidió desde el trono patriarcal el primer acto de la misa que, además, de la ceremonia de entrega del Tomos sirvió para conmemorar la fiesta de la Epifanía y, en el caso de los fieles ucranianos, la víspera de Navidad (dado que la celebran el 7 de enero pues se guían, como los rusos, por el calendario juliano y no por el gregoriano que utilizan otras iglesias ortodoxas, como la griega).

"Durante toda la vida hemos esperado este momento de recibir el estatus de iglesia autocéfala, así que me siento muy feliz", sostuvo Vitali Chernenki, quien acudió a la ceremonia acompañado por sus dos hijos y vestido con la tradicional "vishivanka" (camisa bordada ucraniana). "Este es el último paso que hemos dado en nuestra independencia respecto a Rusia y a la agresión rusa. Puede que Moscú intente crear problemas, pero la decisión está tomada y firmada y Rusia no puede hacer nada para cambiarlo", se felicitaba Tania Sulii, una periodista ucraniana enviada a cubrir el evento.

Entre los asistentes de primera fila destacaban el presidente ucranio Petro Poroshenko y uno de sus antecesores, Víctor Yushchenko, líder de la rebelión antirrusa de 2004, además de otras autoridades políticas de Ucrania y Grecia, obispos de Antioquía y Jerusalén y archimandritas de diversas diócesis alineadas con Constantinopla frente a Moscú. "Hemos cumplido con nuestro deber ante las generaciones pasadas y próximas", afirmó Poroshenko al término de la entrega del Tomos, que calificó de "acta de declaración de la independencia de Ucrania", similar a la hecha en 1991 respecto a la Unión Soviética.

La independencia real de Rusia se inició con la rebelión civil que se inició en noviembre de 2013 y duró hasta febrero de 2014. Estas protestas contra el gobierno del prorruso presidente Víktor Yanukovich por parte de ciudadanos a favor de la firma de un acuerdo con la Unión Europea y contrarios a uno con Rusia. En enero de 2014, la represión contra los grupos opositores se acrecentó, dejando decenas de muertos. La radicalización del movimiento finalizó con la destitución de Yanukovich y el establecimiento de un gobierno interino.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Boletín de noticias