"Lifschitz y Perotti deberían ser parte, juntos, de lo que viene"

Nacionales 08 de diciembre de 2018 Por
Sergio Massa quiere que Lifschitz forme parte de un frente con el PJ federal e independientes.
0025061141

Sergio Massa quiere que Miguel Lifschitz forme parte de un frente político y electoral con el peronismo federal y sectores independientes. Y, en ese sentido, expresa lo mismo respecto de Omar Perotti. Para él, "Lifschitz y Perotti son dos dirigentes necesarios para la Argentina que viene. Y deberán pensar en ser parte, juntos, de la Argentina que viene".

En una entrevista con LaCapital, de visita a Rosario para aupar una potencial candidatura de Alejandro Grandinetti, el ex candidato presidencial del Frente Renovador critica al gobierno nacional y sale al cruce de las aspiraciones electorales de Daniel Scioli como candidato de síntesis en el peronismo: "Scioli fue el peor gobernador de la historia".

 
PUBLICIDAD

—¿Cómo está el país?

—La gente está mal, y si la gente está mal es porque al país no le va bien. Recorrí pymes en Rosario, y ver una del cordón industrial con 40 por ciento de producción de su capacidad instalada, duele. Hablé con jubilados, y la jubilación no les alcanza para medicamentos. El gobierno descuidó el mercado interno, la inflación. Ese descuido terminó generando dolor. Pasaron tres años desde que asumió el gobierno, y creció la cantidad de gente que paga impuesto a las Ganancias, en un país que, según Macri, iba a tener impuesto cero para los trabajadores. Pasaron tres años y en un país en el que iba a bajar la presión tributaria, subió la presión tributaria. Iban a bajar la inflación y tuvimos 240 puntos de inflación. Arrancaron con un dólar a 14 y estamos con un dólar a 37 pesos. El gobierno equivocó el camino económico y a la gente le duele.

—En paralelo, hay una demanda respecto de la oposición. Se dice, llanamente: "No hay oposición".

—Lo que hay es una atomización, y el desafío es construir una alternativa, mostrarle a la sociedad que hay otro camino. Ese camino hay que recorrerlo junto a los gobernadores. Empezamos con Urtubey, con Pichetto, con Schiaretti. Luego convocamos a Bordet, Casas, Arcioni, Peppo. Estamos intentando ampliar hacia Verna. Hay que construir una nueva mayoría, esas es una responsabilidad nuestra. El acuerdo ya está en el Congreso nacional y se irá viendo en las Legislaturas provinciales. Hay que convocar a un gran acuerdo económico y social para la Argentina. Se necesita que el próximo gobierno llame a un gran acuerdo. El tema de los jubilados tiene que ser una política de Estado para terminar con que un gobierno da y el otro quita, no se puede manosear de esa manera al que se retiró del mercado de trabajo. La lucha contra el narcotráfico debe ser política de Estado, yo anhelo vivir en un país en el que Los Monos se pudran en la cárcel. Esta es una cuestión central para las políticas de Estado.

—Macri arrancó su gobierno llevándolo a usted al foro de Davos y diciendo: "Massa es el futuro líder del peronismo". ¿Qué pasó en el medio para que la relación se haya deteriorado tanto? ¿O, directamente se rompió?

—Eligió un camino que no compartía. Primera pelea, impuesto a las Ganancias. 500 mil personas más pasaron a pagar el impuesto, y no le gustó que pelee públicamente. Segunda pelea, apertura indiscriminada de exportaciones. Pedí suspensión de importaciones por 180 días y me descalificaron por los medios. Terminamos con la balanza comercial destruida y con las pymes compitiendo desde cualquier lado. ¿A usted le parece que Argentina tiene que importar cerdos de Dinamarca y choclos de Tailandia, algo que está sucediendo en la actualidad del país? Luego fuimos por la doble indemnización para evitar los despidos, y la película terminó con despidos. Planteamos que las tarifas de los servicios públicos tenían que aumentar de acuerdo a cómo progresaran los salarios de los trabajadores, y las diez empresas amigas del gobierno se llevaron novecientos mil millones de pesos del bolsillo de los argentinos. El gobierno tiene baja tolerancia a que le digan que no. Con el blanqueo, el presidente violó la ley y permitió que familiares del gobierno blanquearan plata. ¿Qué mensaje le da la política al tipo que se levanta todas las mañanas para ir a pagar los impuestos cuando, desde el poder, les permiten blanquear a los familiares? Se sienten zonzos, por no usar otro término.

—¿Qué posición toma respecto a la posibilidad de que el kirchnerismo participe de una gran primaria?

—Nosotros tenemos que construir una nueva mayoría, y no caer en la trampa de discutir pasado o fracaso del presente. Hay que salir para adelante, con un frente que no sólo mire al peronismo. Que tenga sectores progresistas, independientes, provinciales. Yo, por ejemplo, tengo un gran respeto por Rafael Bielsa. ¿Para usted es kirchnerista?

—Al menos, fue canciller de un gobierno kirchnerista. ¿Va a ser su candidato a vicepresidente?

—Ni siquiera tengo definida mi candidatura. Por eso, sostengo que hablar de fórmula es un error. Lo importante es construir un equipo, una propuesta, con los Lavagna, los Pignanelli...

—¿Lifschitz?

—También Lifschitz, Stolbizer. Si no saltamos las diferencias para pensar en la patria, la sociedad va a vivir en la desilusión.

—El gobierno tiene en Emilio Monzó a un presidente de la Cámara de Diputados que es reelecto, pero apenas reasume en el cargo se manda un "speech" fortísimo contra su propio Ejecutivo. Es inédito.

—Eso demuestra que el gobierno tiene crisis de credibilidad no sólo en la sociedad argentina. Al gobierno no sólo no le cree la oposición, sino que tampoco le creen sus propios miembros.

—¿Como jefe político de Grandinetti, prefiere que cierre un acuerdo político con el peronismo o con el Frente Progresista?

—Lifschitz y Perotti son dos dirigentes necesarios para la Argentina que viene. Y deberán pensar en ser parte, juntos, de la Argentina que viene. No me meto en la discusión de la política interna de Rosario y Santa Fe. Grandinetti es mi amigo. Me gustaría que seamos parte de un frente que ayude a construir una nueva mayoría.

—¿Qué debería hacer Grandinetti?

—El es grande y sabe lo que hace.

—¿Es mejor el gobierno de Vidal que el de Scioli?

—Scioli fue el peor gobernador de la historia de la provincia. Solá fue un gran gobernador, y alguno podrá decirme que no lo elogie. Vidal tiene buenas intenciones.

—¿No hay cabida para Scioli? El se presenta como un candidato de síntesis

—¿Síntesis de qué? Scioli está en Unidad Ciudadana, fue candidato de Unidad Ciudadana. Nosotros estamos construyendo una nueva mayoría con el peronismo, el Frente Renovador y los gobernadores. Tenemos que construir desde el peronismo un puente con sectores independientes y de otras fuerzas políticas.

—¿Usted va a ser candidato a presidente?

—Lo voy a decidir en marzo.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar