A tres años de su brote psicótico, Matías Alé habló de su tratamiento médico

Nacionales 14 de octubre de 2018 Por
El actor brindó detalles de aquel terrible momento. “Nunca bajé los brazos”, expresó.
f800x450-416043_467489_0

En noviembre del año 2015, Matías Alé sufrió el peor momento de su vida: tuvo un brote psicótico y volvió a recaer ocho meses después. Para peor, en esos momentos se separó de María del Mar Cuello y tuvo que hacer una larga pausa en su carrera.


"Me creía Dios. En mi delirio místico predicaba y veía a la gente que trabajaba conmigo como mis apóstoles. Creía que los bendecía cuando les tocaba la frente. La locura es hermosa, en ese momento está todo bien, lo que se siente es divino. Después, cuando volví a la normalidad, obviamente me sentí mucho mejor", había comentado sobre sus trastornos en diálogo con Mirtha Legrand.


Luego de haber superado aquella difícil etapa, el mediático se atrevió a hablar de aquella situación y dio detalles de su presente.

"Yo me siento como el Ave Fénix que resurgió de sus cenizas. Nunca bajé los brazos. Y mi vieja... (hizo una pausa emocionado). Mi vieja se puso la diez en la espalda, me sacó a flote con todo su amor y su voluntad. Mis amigos que venían a verme en los horarios de visita me hacían el aguante y me ayudaban a aprender el libreto de la obra de teatro que iba a hacer cuando salía. Recuerdo esas charlas, mi imagen internado rodeado de mis afectos a la hora de visita. Ellos me dieron fuerzas y de a poco fui saliendo", comentó.


"No voy al psicólogo, voy a mi psiquiatra, que me controla y me da una medicación para que pueda dormir mejor. No tomo otra cosa más que esa pastilla que me permite dormir bien, las ocho o diez horas que necesita mi cuerpo para sentirse pleno. Cuando me despierto, me pongo a entrenar y así comienza mi día", explicó Alé sobre su estado actual.

Al ser consultado por si se encuentra en una relación o pretende encontrar el amor dijo: "La verdad que no, no me imagino a alguien durmiendo conmigo. Quiero toda la cama para mí. No tengo la energía para salir de caravana o ir atrás de una mujer, tengo la energía muy puesta en mí. En estar tranquilo, disfrutar de una buena charla, una rica comida con amigos, trabajar. En este momento no hay espacio para una mujer en mi vida. Suena increíble que diga esto, pero este soy yo".

"Amo la tranquilidad en la que vivo, no sólo la que me da este departamento, sino la tranquilidad interior que tengo, antes vivía a 200 por hora”, agregó. 

“Hoy dejé la moto, manejo a 80 y me duermo solo, sin ninguna mina y con la compañía de un buen libro. Eso me basta y me sobra", cerró Matías.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar