Una venadense formará parte de un equipo de excavación en Egipto

Regionales 12 de octubre de 2018 Por
La venadense Florencia Nicolari fue elegida entre miles de postulantes y en los próximos días estará integrando el equipo de excavación en Luxor (Egipto),
thumbnail_flor-nicolari-665x363

Es dentro del proyecto denominado Visir Amenhotep Huy, que lleva adelante el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto de Madrid.

No solo se trata de una enorme experiencia profesional para esta joven antropóloga y arqueóloga, sino además un verdadero sueño personal.

Florencia estudia Antropología en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR, donde le faltan un par de materias para recibirse. Dentro de la carrera eligió la orientación en Arqueología. Cuando todavía estaba en la primaria, Nicolari conoció a la civilización egipcia y desde entonces quedó atrapada en esa cultura: monumentos, religión, organización social… todo le resultó apasionante. Ex alumna del Taller de Nazareth, tras volcarse a la modalidad Comunicación, Arte y Diseño, descubrió al poco tiempo que su pasión estaba en otro lado, y con 15 años ya se convenció que en el futuro quería estudiar algo vinculado a la cultura egipcia. Se pasó a la modalidad Humanidades y siendo adolescente tuvo la convicción (que resultó inamovible) de hacer la carrera de Antropología.

“Yo seguía al proyecto Visir Amenhotep Huy, donde publicaron una imagen que invitaba a enviar el CV para ir a excavar a Egipto. Yo lo mandé en enero sin demasiadas expectativas, pero a los 15 días me llegó un mail donde me informaban que querían integrarme a la 10º campaña del proyecto. Lo leí treinta veces porque no podía creer que fuera verdad, es lo que quise hacer toda la vida”, relata.

El equipo está conformado por treinta españoles, tres colombianos y Florencia, que es la única argentina. “Este año solo entraron seis personas entre los 3 mil curriculums recibidos desde diferentes partes del mundo por el Instituto, ya estoy en el grupo de WhatsApp, estamos en contacto permanente desde hace varios meses cruzando información”, cuenta.

El proyecto

La excavación se realiza en Luxor, que está construida sobre lo que era Tebas, una de las capitales del Imperio Egipcio, y actualmente es una de las ciudades más importantes del país, junto a El Cairo y Asuán.

Se trata de la tumba del visir Amenhotep Huy, que gobernaba en una zona de Egipto en la época del faraón Amenhotep III: “Esta tumba está siendo excavada desde hace diez años, encontraron cerca de 5 mil objetos, desde cuentas de collares, vasijas, papiros con inscripciones, figurillas funerarias hasta momias del alto clero de una época posterior a la construcción de la tumba”, detalla Nicolari.

El visir gobernó entre los años 1360 y 1353 A.C., pero la tumba fue reutilizada alrededor del 950 A.C como un taller de momificación, donde enterraban a personas del alto clero.

Florencia Nicolari cuenta más detalles de esta historia apasionante: “Es una tumba que está inacabada. Amenhotep III fue sucedido por Amenhotep IV, más conocido como Akenatón, quien provocó una revolución muy grande en la cultura egipcia, intentando imponer un único Dios oficial, Atón, siendo el único al que podían alabar, iniciando una persecución a quienes se opusieran a la idea. El visir estaba entre éstos, por eso no permitió que se concluya su tumba, que fue parcialmente destruida”.

El hallazgo es importante e incluso puede tener derivaciones impensadas: “En la capilla de la tumba había unas 30 columnas, de las que solo quedaban dos en pie, con inscripciones muy importantes que ponen en duda la cronología de la historia egipcia, confirmando la teoría de que Amenhotep III y IV gobernaron al mismo tiempo, durante ocho o nueve años… algo inédito en la historia egipcia, lo que incluso pone en duda la paternidad de Tutankamon”.

Trabajo y aprendizaje

El equipo de trabajo que conforma la venadense, que cumplirá 28 años estando en tierras egipcias, tiene la misión de seguir excavando la tumba para buscar nuevos objetos. “El deseo es encontrar el cuerpo del visir, pero por lo visto no está en ese lugar; pero sí quedan algunas tumbas por desenterrar. Hay dos sarcófagos con momias, uno de una cantora del dios Amón, y otra de un sacerdote”, revela.

La excavación comenzó el 2 de octubre y concluye el 17 de diciembre, pero se divide en tres turnos. Florencia estará del 26 de octubre al 20 de noviembre, sabiendo que cada jornada laboral comenzará a las 5 de la mañana y concluye a las 15 por las elevadas temperaturas. “No es fácil que le den la concesión para excavar a otros países, pero en el equipo también hay egipcios: un arqueólogo, cinco restauradores y obreros. En el día de trabajo somos cerca de cien personas divididas en distintas áreas. Yo como estudiante voy a estar rotando en cada una de ellas para aprender distintas perspectivas”, anticipa.

Egipto

En Egipto promedian los  40 grados de temperatura aunque sea otoño, y ya están avisados de las dificultades que tendrán para conseguir alimentos que les resulten familiares, incluidos café y bebidas alcohólicas. Además Florencia Nicolari tendrá que adaptarse a las costumbres que impone el islamismo para las mujeres: ni pollera ni shorts, todo por debajo de las rodillas y nada de musculosas, porque además estarán trabajando a la par con egipcios y deben respetar sus creencias.

Cualquier sacrificio es poco si de perseguir un sueño se trata: “Es una puerta que se abre, pero hasta que no esté en el lugar no creo que vaya a caer. Mi sueño siempre fue ir a Egipto y ser egiptóloga… el otro día fui al kiosco al lado de mi casa para avisar que me iba por dos meses y le conté a la vecina que me iba a excavar a una misión arqueológica a Egipto, y me miraba como si le tomara el pelo (risas). A veces me cuesta a mi misma creerlo”, confesó.

 

Nota: Juan Miserere

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar