Ciccone: con una maniobra, Boudou logró retrasar la sentencia por un mes

Actualidad 11 de julio de 2018 Por
Un planteo de las defensas obligó al Tribunal a modificar el calendario del juicio.
a71bab-boudou_-_centro_informaci%C3%B3n_judicial_argentina
a71bab-boudou_-_centro_informaci%C3%B3n_judicial_argentina

La jornada se planteó con otra perspectiva. Era la cuenta regresiva para Amado Boudou antes de escuchar si el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4), que el 3 de octubre pasado inició el juicio en su contra por la compra venta de la ex Calcográfica Ciccone, lo encontraba culpable o no. Pero un planteo de recusación del presidente del TOF por parte de la defensa del ex vice y de su socio José María Núñez Carmona obligó a modificar el calendario, y las palabras finales de los acusados no se escucharán hasta el 7 de agosto, con lo cual se retrasó por un mes la sentencia.

El cronograma impuesto por el TOF 4 sufrió modificaciones. Mientras originalmente esperaban que Alejandro Vandenbroele haga uso este jueves de las palabras finales para después del mediodía dar a conocer el veredicto sobre el caso, la discusión generada por un pedido de los abogados de Boudou -Alejandro Rúa y Graciana Peñafort-, como de Núñez Carmona -Matías Molinero-, retrasó el veredicto hasta después de la primera semana de agosto.

El juicio por la maniobra que incluyó la compra, el salvataje financiero y la contratación del Estado de Ciccone, avanzaba hacia su instancia final después de siete meses.

El Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela Núñez Íñiguez, se disponía a escuchar este martes las palabras finales de los acusados, y en 48 horas esperaban dar a conocer el veredicto contra el ex vicepresidente de Cristina Kirchner y los demás procesados. Esto no será sino hasta después de la feria judicial.

Todo inició después de las 9.30, cuando las defensas plantearon la recusación del presidente del tribunal, Pablo Bertuzzi, ante el “temor de parcialidad”. Se basaron en artículos periodísticos -de Perfil, Infobae y La Nación-, que se publicaron el fin de semana, donde se planteaba que el “juez negociaba con el Gobierno su pase a la Cámara Federal porteña”.

En consecuencia, los abogados plantearon que la carta en juego con la que el presidente del TOF buscaba integrar la Cámara era dictar la condena y prisión inmediata de sus defendidos el jueves.

Cerca de las 11 se ordenó un cuarto intermedio, para después del mediodía escuchar al fiscal ante el Tribunal, Marcelo Colombo, que fue el primero en plantear que no había argumentos suficientes para hacer lugar al pedido de recusación solicitado, y que se debía “continuar con el juicio y rechazar” lo que reclamaban las defensas. Sólo restaba la determinación del Tribunal, que realizó otro cuarto intermedio hasta las 15 para deliberar sobre el asunto.

Entonces tomó la palabra el juez Néstor Costabel, quien señaló que rechazarían el planteo de los abogados al considerar que los argumentos “construyeron un relato donde se buscó darle credibilidad a una trama conspirativa de la que formaría de parte el magistrado (Bertuzzi) en una suerte de intercambio de favores cual sería para concretar exitosamente su traslado, a cambio de condenar a ultranza a Boudou y Núñez Carmona y proceder a su inmediata detención”

Así, se planteó que toda esta trama “es inexacta, tergiversa los hechos y mancilla la honorabilidad del magistrado”, indicó Costabel.

Entre los argumentos también respaldados por la otra integrante del TOF 4, la juez Gabriela López Íñiguez, se remarcó que la recusación “es extemporánea y tiene como andamiaje un relato construido de una parte, sobre la base de circunstancias objetivas, admitidas por el magistrado, públicas y notorias desde hace tiempo”, como es su intención de integrar la Cámara federal porteña.

Pero ante la certeza de que este rechazo será apelado ante la Cámara de Casación, el tribunal decidió modificar el calendario, y las palabras finales comenzarán a escucharse el 7 de agosto -tras la feria de invierno- y recién días después será la lectura del veredicto contra Boudou y los demás acusados.

En el expediente que instruyó el juez federal Ariel Lijo, se sostuvo que la ex Ciccone pasó a manos de Núñez Carmona a través de Vandenbroele, nombrado en el fondo de inversión. Nicolás Ciccone, Rafael Resnick Brenner (ex funcionario de la AFIP) y César Guido Forcieri (ex integrante del ministerio de Economía)- también fueron parte de la operación que permitió que la ex Ciccone, única empresa con capacidad para imprimir billetes, quedara en manos del entorno del ex vicepresidente.

El objetivo de la operación era “contratar con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial”. No sólo imprimió las boletas electorales en 2011, sino que en abril del 2012, el Gobierno de Cristina contrató a Ciccone para imprimir 160 millones de billetes de cien pesos, por un costo de $ 140 millones.

Durante el juicio se escucharon más de 80 testigos y las indagatorias de los principales acusados que pidieron en la instancia de los alegatos, su absolución y en el caso de Boudou, solicitó que en caso de que se avance hacia su condena, no se haga lugar al pedido de la Unidad de Información Financiera (UIF) que en su rol de querellante,  requirió la pena máxima,seis años, con prisión efectiva al momento de la lectura del veredicto.

Cuando se inició el juicio por la compra de la ex Calcográfica Ciccone, fue el fiscal del juicio Marcelo Colombo quien apuntó a la responsabilidad de Boudou y su entorno para quedarse con la máquina de hacer billetes. Consideró durante sus alegatos que su hipótesis inicial “estaba corroborada” y solicitó para el ex vice una pena de cinco años y seis meses de prisión, más una multa de $ 90.000 y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Alegatos finales
La Oficina Anticorrupción (OA) al igual que el fiscal ante el Tribunal, pidió una condena de cinco años y seis meses para Boudou, con una multa de $ 90.000 y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Por su lado, la segunda querella, la Unidad de Información Financiera (UIF), requirió una condena de seis años efectiva con la sentencia en caso de ser condenado. El ex vice y los demás involucrado.

En el caso de los acusados, todos solicitaron su absolución y en caso de condena como el ex vice, que el pedido de prisión no sea efectivos.

Por Lucía Salinas para Clarín

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar