La madre de Nisman insistió con que la muerte del fiscal fue un "magnicidio"

Actualidad 16 de mayo de 2018 Por
Sara Garfunkel solicitó a la Sala II de la Cámara Federal porteña que se investigue a la ex presidenta Cristina Kirchner por el deceso de su hijo
f999x666-455909_550974_0

Sara Garfunkel, la madre del ex fiscal Alberto Nisman, pidió hoy ante la Sala II de la Cámara Federal porteña que se investigue a la ex presidenta Cristina Kirchner por el deceso de su hijo, al tiempo que insistió en que su muerte fue un "magnicidio".
   
La madre del fallecido fiscal hizo ese pedido en el marco de una audiencia clave del caso, antes de que el Tribunal defina si confirma los procesamientos del empleado informático Diego Lagomarsino y de los efectivos de la Policía Federal que estaban asignados a la custodia del fiscal el día de su muerte. La audiencia tuvo lugar en los tribunales federales de Comodoro Py y allí la querella que representa a Garfunkel reclamó que se investigue la presunta responsabilidad de la ex presidenta en la muerte del ex titular de la UFI AMIA.
   
El abogado de la madre de Nisman, Pablo Lanusse, afirmó que existió una "matriz de impunidad" alrededor del episodio y también pidió que se agrave la acusación contra Lagomarsino, por considerar el homicidio como un "magnicidio". Además, durante la audiencia expusieron las defensas del técnico infromático y de los dos policías procesados ante el camarista Leopoldo Bruglia, quien fue designado para integrar el Tribunal junto con Martín Irurzun.
   
Bruglia asumió en reemplazo de Eduardo Farah, quien era integrante de la Sala II y y pidió su traslado tras la polémica por su fallo a favor de la excarcelación del empresario Cristóbal López. El Tribunal debe definir si, tal señala su procesamiento en primera instancia, Lagomarsino fue partícipe necesario del homicidio de Nisman y si se trató de un magnicidio, como parte de un plan criminal relacionado con la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán en torno a la investigación del atentado a la AMIA.
   
Si bien el técnico informático no apeló el procesamiento que recibió en primera instancia, su defensa estuvo presente durante la audiencia y dio respuesta a cada uno de los argumentos de las partes acusadoras. Según la hipótesis del fiscal Eduardo Taiano, corroborada por el juez federal Julián Ercolini, Lagomarsino se encargó de ingresar el arma homicida y luego argumentó que se la había prestado a Nisman porque éste se la había pedido por seguridad.
   
Nisman fue encontrado muerto el 18 de enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero, días después de haber denunciado a la entonces presidenta Cristina Kirchner por presunto encubrimiento de Irán a través de la firma del Memorándum de Entendimiento con ese país, que tenía como objetivo avanzar en la investigación del atentado a la AMIA

 

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás