El Estado aportará parte de la inversión de la EPE

Provinciales 07 de mayo de 2018 Por
El gobernador anunció que habrá “fondos extrapresupuestarios” para la empresa. Palos a los que “juegan a la política” con la boleta de la luz.
MAXIMILIANO-NERI

El gobernador Miguel Lifschitz dijo que en los próximos días será constituida “una comisión técnica integrada por especialistas de las universidades públicas, de las organizaciones de la producción y del sindicato de trabajadores para hacer un análisis de la estructura de costos de la EPE y proponer modificaciones que impacten positivamente sobre la tarifa”, anunció en su mensaje a las cámaras del 1º de Mayo.

El titular del Poder Ejecutivo anticipó además que habrá “recursos extrapresupuestarios” para la “financiación del plan de obras de la empresa”, lo que “también permitirá reducir en el corto y mediano plazo esos valores”. El jefe de la Casa Gris admitió que es todo un “gran capítulo” resolver “cómo transparentamos los costos de los servicios públicos, cómo somos más eficientes”, y mencionó a la EPE y a Aguas Santafesinas SA.

Los dos anuncios, formulados ante los legisladores provinciales, llegaron a sólo unas horas del recambio de presidente del directorio de la EPE. Fue removido Raúl Stival y quien ahora ocupa la cabecera de la mesa de reuniones es Maximiliano Neri, hasta este miércoles subsecretario en el sector de Energías Renovables, en la Secretaría de Estado de la Energía. Mientras que Stival fue nombrado representante de la Provincia de Santa Fe en el Consejo Federal de Energía Eléctrica. El recambio se hizo sin acto oficial, ni fotografías.

Giro
Neri es un técnico joven al que el gobernador Miguel Lifschitz le dio una de las tareas más delicadas de la transición de 2015, cuando ya había sido electo gobernador y todavía no había jurado: revisar los números de la EPE.

La idea de formar la comisión técnica implica meter a terceros en una empresa que, más allá de los vaivenes de la política provincial y los cambios de gobierno, tiene un actor central: Luz y Fuerza.

En Córdoba, cuyo sector eléctrico es motivo de comparaciones con Santa Fe, se ha desatado una pulseada entre el gobierno provincial de Juan Schiaretti y los sindicatos. Es verdad que los funcionarios ponen como ejemplo de eficiencia a la EPE santafesina, pero la pulseada cordobesa expone artículos del convenio laboral en el sector energético que son vistos por los demás trabajadores como verdaderos privilegios, difíciles de sostener cuando las tarifas están bajo la lupa.

Tiempos
Lifschitz no repitió que el megavatio pasó de $50 a $1.070, desde 2015 a 2018 aunque abundó en sus críticas al gobierno nacional. Coincidió con el diagnóstico de la Casa Rosada sobre lo “absolutamente irracional” de las viejas tarifas, que además castigaron a las provincias, y destacó que “lo razonable hubiera sido establecer un plan de diez años”, con una actualización “por goteo para no ahogar el crecimiento” ni avivarle el fuego a la inflación.

La política sobre tarifas “no puede ser dispuesta y ejecutada de manera aislada, como si no tuviera nada que ver el costo de las tarifas con la inflación, con el crecimiento, con la desigualdad, con la pobreza y con la calidad de vida de los argentinos. Como si fuera un tema técnico, absolutamente desprovisto de implicancias sociales y económicas”.

Recordó que el régimen K de subsidios “beneficiaba por igual a sectores populares y a sectores de altos ingresos, que además discriminaba al interior. Cómo explicar el subsidio absurdo al gas y a la energía eléctrica que consumían los habitantes de la ciudad de Buenos Aires, el distrito con mayor ingreso per cápita del país”.

El alumbrado en Santa Fe

“Este es un tema en el que no tenemos que jugar a la política. Tampoco es un tema para avivadas. Este es un tema para trabajarlo con seriedad. Con responsabilidad, no rasgarnos las vestiduras de manera hipócrita. No engañar a los ciudadanos, no decirles una cosa por otra”, expresó el gobernador provincial, Miguel Lifschitz.

“No podemos mirar para otro lado. Tenemos que ver cómo somos más eficientes. Primero en el uso de la energía, por ejemplo, en el alumbrado público, cómo ahorramos energía, cómo tenemos sistemas de iluminación con menor consumo y ésa es una tarea de los gobiernos locales. Cómo todos ahorramos energía en los edificios públicos. Pero la energía que se consume hay que pagarla y los usuarios deben saber que el costo del alumbrado público que se descontará de las boletas de luz, en la ciudad de Santa Fe lo deberá pagar la Municipalidad”, dijo Lifschitz.

Luego del acto, el intendente santafesino José Corral le respondió al gobernador: “Evidentemente, no le resultó simpática la medida, pero nos parece que hay que hacerlo, y quitar el alumbrado es una decisión que aporta, y en muchos casos puede significar una reducción de entre un 10 y un 15 por ciento”. Dijo que es “positivo” que una comisión estudie los costos de la EPE.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás