Deportaron a un narco colombiano juzgado y condenado en Rosario

Policiales 05 de marzo de 2018 Por
Se trata de Argemiro Sierra Pastrana, a quien un tribunal federal rosarino le dio 9 años de prisión por integrar una banda delictiva.
0022939961

Un ganadero colombiano que había sido condenado en Rosario a nueve años de prisión por narcotráfico fue expulsado en las últimas horas a su país, según se confirmó ayer desde el Ministerio de Seguridad de la Nación. Se trata de Argemiro Sierra Pastrana, de 68 años, quien fue deportado del territorio nacional en el marco de un operativo considerado de alto riesgo.

Oriundo de la ciudad colombiana de Villavicencio, y con una pena de 11 años de prisión cumplida veinte años atrás en Estados Unidos por la venta de 20 kilos de cocaína, Sierra Pastrana fue sentenciado el año pasado en Rosario como integrante de una red de narcotráfico dedicada al contrabando de drogas a países como Australia, Holanda y España. Ese juicio, con ribetes insólitos como la presencia de un acusado cuya identificación nunca se pudo corroborar, se realizó ante un tribunal oral federal rosarino y culminó con diez condenados, entre ellos el ganadero expulsado.

Despliegue

Sierra Pastrana fue extraditado a Colombia en un operativo que contó con un gran despliegue de efectivos de la Policía Federal (PF) y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), en combinación con la Dirección Nacional de Migraciones que coordinaron el traslado del colombiano desde la cárcel de Villa Devoto hasta el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Por el alto riesgo que implicaba el operativo se dispuso una cápsula de seguridad que incluyó la participación de oficiales de la División de Asuntos Migratorios de la PF, de tres móviles de la institución para su custodia a lo largo de todo el recorrido y del Grupo de Apoyo Táctico. Una vez en el aeropuerto, se sumó el apoyo de personal de la PSA hasta la partida del vuelo de línea con destino a Bogotá.

Menudeo y otras yerbas

Sierra Pastrana fue condenado el año pasado a la pena de nueve años de prisión por un Tribunal Oral Federal de Rosario conformado por Omar Digerónimo, Ricardo Vázquez y Beatriz Caballero de Barabani, quienes lo consideraron como uno de los cabecillas de una organización internacional dedicada al narcotráfico.

De acuerdo a la acusación, Sierra Pastrana era el último eslabón en la cadena ascendente de una banda que en la Argentina lideraba otro colombiano, Diego Fernando López Echevarría. En ese marco, en 2013 el ganadero fue apresado por Interpol en Villavicencio y trasladado a la Argentina, donde quedó detenido en Villa Devoto a la espera del juicio oral y público que se realizó el año pasado. En ese juicio oral fueron sentenciadas diez personas a penas de entre tres y doce años de prisión, y se ventilaron tres causas unificadas en un solo proceso.

La primera se inició en 2009 a partir de un llamado anónimo a la policía de la ciudad bonaerense de San Pedro que alertaba sobre un hombre que vendía drogas en la modalidad delivery. A partir de intercepciones telefónicas, el juzgado federal de San Nicolás a cargo de Carlos Villafuerte Ruzo desmanteló una red de narcomenudeo de la que participaban varios hombres detenidos en San Pedro y Campana.

De acuerdo a la acusación, el proveedor de los estupefacientes era el colombiano López Echevarría, quien se había radicado en Buenos Aires para atender a distribuidores asentados en el conurbano y en el norte bonaerense.

Según esa teoría, Sierra Pastrana estaba sindicado como quien abastecía la droga desde el exterior, enviando desde Colombia partidas de cocaína en frascos que decían contenter frutas exóticas. Al parecer, luego de cumplir con la condena que había recibido en Estados Unidos, el ganadero había sido deportado a Colombia donde comenzó a buscar nuevas rutas para el tráfico de drogas.

Para la fiscal federal Adriana Saccone quedó probado que parte de la droga que Sierra Pastrana sacaba de Colombia terminaba contrabandeada hacia Holanda, España y Australia. Para ello la banda apelaba a los servicios del hombre que fue condenado sin certezas sobre su identidad: Luis Avelino Esquivel u Oscar Rey Patiño, quien en menos de dos años realizó más de veinte viajes cortos entre Argentina y Europa.

Otras de las pruebas contra la organización fueron los comprobantes de 15 giros de dinero de Buenos Aires a Colombia por un total de 27.847 dólares para pagar la cocaína que se importaba.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás