NOVEDADES DEL SUR NOVEDADES DEL SUR

Escándalo en Tucumán: denuncian que un juez de la Corte ordenó frenar una causa en nombre de Manzur

Un magistrado grabó a un miembro del máximo tribunal de esa provincia, pidiéndole que “haga picar bajito” una causa de supuesto abuso sexual contra Ricardo Bussi, aliado del oficialismo en la Legislatura. Los audios comprometen al gobernador y al vice

Politica 10 de septiembre de 2020 Novedades Del Sur Novedades Del Sur
manzur_y_el_juez_leiva_crop1599770631328.jpg_1756841869

En la provincia de Tucumán estalló un escándalo de grandes proporciones. Un juez penal denunció que un miembro de la Corte Suprema provincial le habría pedido que frene una causa por supuesto abuso sexual contra Ricardo Bussi, hijo del fallecido genocida tucumano y aliado del oficialismo en la Legislatura. En los audios que se presentaron como evidencia, el juez implicado hace el pedido en nombre de “Juan” y “Osvaldo”, que serían Manzur y Jaldo, gobernador y vice de la provincia de Tucumán. Un bochorno político y judicial que se transformó en una bola de nieve que arrastraría a magistrados, miembros del Colegio de la Magistratura y estrategias para quedarse con un ingenio azucarero.

Según publicó el sitio Infobae, el camarista penal de la provincia Enrique Pedicone denunció a Daniel Leiva, integrante de la Corte Suprema de Justicia, por pedirle que “maneje la intensidad” de un expediente penal por presuntos delitos sexuales y corrupción contra el legislador Ricardo Bussi. En la presentación judicial, advierten que la gestión habría sido en nombre del gobernador Juan Manzur y de su vice, Osvaldo Jaldo.

Como evidencia, Pedicone grabó la conversación con Leiva y la puso a disposición de la Fiscalía de Delitos Complejos, donde pidió que se investigue al juez de la Corte Suprema por el presunto delito de “tráfico de influencias, coacción y violación a los deberes de funcionario público”.

En la antesala de la audiencia por la causa que involucra al legislador Ricardo Bussi, hijo del genocida tucumano ya fallecido Antonio Domingo Bussi y legislador aliado al oficialismo provincial, Leiva le habría pedido a Pedicone tomar un café en un bar de las inmediaciones de tribunales.

Allí fue cuando el juez penal que tiene la causa de Bussi grabó la conversación con Leiva, que reproduce Infobae y que en su segmento más comprometedor dice: “El tema es que no lleguemos al punto... Llevarlo un poco lento, tirarlo abajo, volverlo a donde tiene que estar, que manejes la intensidad, que vuelva a instrucción. Más que nada despegártelo del tema como para que siga picando bajo porque en la medida en que pique arriba ya nos va a llegar a nosotros en algún momento. Y nos va a llegar sin lugar a duda cualquiera sea la resolución. Y no llegar a un punto de no retorno en ese aspecto”.

“El tema es que tenés que manejarlo con un equilibrio porque tenés todo aval, entonces de no llegar al punto de generar una situación que el tipo este (Bussi) pueda herir la imagen de la Cámara, porque ahí se nos arma el quilombo. Ver cómo se lo maneja. Habrá que ver qué es lo que tiene de cierto, qué es lo que tiene de mentira todo esto. Hasta capaz que hay un fuego amigo que se les ha ido de las manos, ojo. Entonces no que el pedido, porque la verdad que no te pueden pedir nada poniéndote en estos términos si vos querés corroborarlo esto de alguna manera con Osvaldo (Jaldo)”, se escucha en otra parte de la grabación.

El audio que comprometería al gobernador tucumano es el siguiente: “Me ha llamado para eso y Juan (Manzur) también me dio, estuve hablando con él el otro día y me dio una cosa que tenemos que ser cuidadosos en lo posible de tratar de mantenernos juntos porque nosotros estamos con el espacio, yo hablo todavía como en primera persona”.

La grave denuncia ya tuvo su rebote y tanto el juez del máximo tribunal como Manzur y Jaldo rechazaron las acusaciones, señalaron que las conversaciones “fueron editadas” y que se trata de una “revancha” de Pedicone por una sanción que le aplicó por mayoría el máximo tribunal de la provincia.

Leiva llegó a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán en febrero del año pasado. Fue a propuesta del gobernador Manzur, de quien fue funcionario. Leiva ocupó el cargo de fiscal de Estado, el organismo que nuclea a los abogados de la administración pública.

De acuerdo a informaciones que se filtran desde el ámbito político y judicial de Tucumán, si la denuncia prospera podría convertirse en un escándalo que involucraría a más jueces, a miembros del Colegio de la Magistratura y a negocios de la industria azucarera, puntualmente el ingenio San Juan ubicado en Banda del Río Salí.

Te puede interesar

Boletín de noticias