NOVEDADES DEL SUR NOVEDADES DEL SUR

Asesinato de Federico Landriel: esperan que los celulares arrojen claridad sobre el hecho

Cabe recordar que Federico, de 28 años, fue encontrado sin vida cuando se dirigía en bicicleta a su trabajo, y en un primer momento se habló de un accidente como principal hipótesis.

Judiciales 14 de agosto de 2020 Novedades Del Sur Novedades Del Sur
landriel-federico-marcha-2

La causa judicial por el homicidio de Federico Landriel, ocurrido el pasado 29 de mayo en la localidad de Santa Isabel, cuenta con tres personas imputadas (dos de ellas en prisión preventiva), varios allanamientos realizados, un arma homicida que aún no pudo ser encontrada y la espera de los resultados de las pericias sobre los celulares, que prometen arrojar precisiones sobre el móvil del hecho, que hasta el momento es incierto.

“La causa es bastante compleja, hay tres imputados, dos con la teoría de la Fiscalía de que fueron los autores del homicidio y un tercero que se entiende que está involucrado y que las pruebas demostrarán de qué manera se vincula con la causa y cuál fue su grado de participación”, indicó la abogada querellante Lucía Masneri en diálogo con VerTV.

Cabe recordar que Federico, de 28 años, fue encontrado sin vida cuando se dirigía en bicicleta a su trabajo, y en un primer momento se habló de un accidente como principal hipótesis. Posteriormente se confirmó que la víctima presentaba un disparo de arma calibre 22 en el cráneo y comenzó la investigación que provocó la rápida detención de un hombre de 36 años, a quien se lo imputó como autor del homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

En ese momento la fiscal Andrea Cavallero, atribuía el asesinato a un asunto pasional, dado que la mujer de Landriel había estado en pareja con este hombre durante un período en el que estuvieron separados.

Sin embargo, a las pocas horas el caso dio un vuelco a partir de las imágenes que arrojaron las cámaras de seguridad, involucrando a dos nuevos sospechosos que previamente habían robado una moto en Santa Isabel y aparentemente se dirigían a Venado Tuerto para intentar venderla cuando se cruzaron con Landriel. Hoy la investigación está a cargo de Mauro Blanco, luego de que Cavallero tomara licencia.

“Hay muchos celulares secuestrados (entre 10 y 15) y las pericias toman tiempo, hay varios videos que revisar, pericias de ADN que ya se hicieron y que están en proceso. Estamos agradecidos de que hayan tomado nuestras solicitudes sobre allanamientos y testigos, pero todo lleva su tiempo”, expresó la abogada representante de la familia de Federico.

Las teorías

El caso, que motivó varias marchas masivas en la comunidad en reclamo de justicia, generó controversias desde un principio. En primer lugar por el tiempo que pasó hasta que se dilucidó que la víctima había recibido un disparo, y luego por los giros que tuvo la causa, donde no termina de quedar claro el móvil del homicidio.

Masneri expresó: “Entendemos que el disparo se haya dado en el marco de un robo, el fiscal sostiene que estas personas se podrían haber asustado porque no cometieron este tipo de hechos con tanta violencia, más allá de que uno de los detenidos tiene una condena en un juicio abreviado por uso de arma de fuego del mismo calibre de la que se utilizó para asesinar a Federico”. Los indicios son importantes para la acusación sobre la materialidad del hecho, pero se espera que los teléfonos aporten mayor claridad.

“La tercera persona podría estar o no vinculada y hay que determinar qué papel jugó en este caso, si hubo un pedido o el aviso de que Federico tenía algo robable o alguna solicitud de amenaza. Nosotros creemos que todo eso podrá determinarse en el peritaje de los teléfonos celulares”, amplió la abogada.

Los dos jóvenes imputados como autores materiales del homicidio se encuentran cumpliendo prisión preventiva, mientras que el otro involucrado está con medidas alternativas, con restricciones y debiendo firmar cada día en la comisaría de Elortondo, donde tiene residencia. En este tiempo incumplió algunas de esas restricciones y fue vuelto a llevar a audiencia. Ninguno de los tres prestó declaración.

 

El arma, los tiempos

A pesar que se efectuaron alrededor de diez allanamientos, nunca se pudo dar con el arma, algo que a esta altura parece difícil: “Es un arma pequeña y estamos en una zona rural, con mucho campo y es fácil el descarte”, admitió Masneri.

En tanto, con respecto a la alteración de la escena del crimen, la abogada aclaró: “Lo que ocurrió fue una situación muy particular en una comunidad tan pequeña, porque los primeros en aparecer en escena fueron civiles y jamás hubieran imaginado un homicidio por arma de fuego, y la herida que produce un arma calibre 22 es muy pequeña. Por eso se pensó en un accidente o una descompensación”, por eso la demora en determinar el homicidio.

Por ahora todos los peritajes siempre su proceso a la espera de resultados que arrojen claridad sobre el hecho: “Ya pasaron dos meses y creemos que al menos llevará un mes más. Hay que tener en cuenta que la pandemia también afectó la tarea del ámbito judicial. Nosotros ayudaremos para que se aceleren los procesos”, completó la profesional.

Juan Misserere/ V24

Te puede interesar

Boletín de noticias