NOVEDADES DEL SUR NOVEDADES DEL SUR

Facundo Ahumada, el "superdonante" de plasma que ya ayudó a 16 enfermos de coronavirus

El fotógrafo llegó al país desde Europa el 10 de marzo y el 17 de ese mes le confirmaron que había contraído coronavirus.

Salud 11 de agosto de 2020 Novedades Del Sur Novedades Del Sur
dona plasma facundo

No es un personaje de historietas, pero, en los tiempos que corren y con el coronavirus causando estragos alrededor del mundo, podría decirse que Facundo Ahumada se asemeja bastante a un superhéroe. Este argentino de 27 años contrajo coronavirus en un viaje a Europa, y luego de recuperarse se ganó el mote de "superdonante" de plasma, ya que tiene un nivel de anticuerpos neutralizantes de covid cuatro veces mayor al de otros pacientes.
 
Su trabajo como fotógrafo lo llevó a cubrir el Rally de Suecia que se corre a principios de febrero desde 1950, y de paso aprovechó el viaje para encontrarse con amigos y recorrer el viejo continente. Estuvo allá durante un mes y volvió al país el 10 de marzo -un día antes de que la OMS declare al Covid-19 como pandemia-, en un viaje con dos escalas que duró aproximadamente 17 horas.

 
"Tuve mucho temor en el vuelo, venía lleno de gente y todos estaban con estornudos y tos", contó Facundo en diálogo con Aire de Santa Fe. Al llegar a Ezeiza tomó las primeras medidas de prevención: saludó a su papá de lejos, evitó juntarse con amigos y se puso en cuarentena estricta en su habitación. En ese momento, el aislamiento por 14 días era opcional y él se sentía muy bien, pero igualmente decidió mantenerse alejado de sus afectos.

 Al cuarto día de cuarentena empezó a sentir los primeros síntomas: un dolor de cabeza muy fuerte y fiebre. "Llamé al servicio de ambulancias como indicaba el protocolo, pero era todo tan reciente que, al presentar sólo fiebre no me venían a buscar y me decían que me quede tranquilo", contó el fotógrafo a "Dale, Tomá Aire". Al cuarto día de sentirse muy mal, decidió ir personalmente al Hospital Militar Central, donde le hicieron un hisopado común y le adelantaron que si el resultado era negativo para otras enfermedades más comunes, significaba que pasaba a ser un caso sospechoso y tenía que quedarse internado. Y así se confirmaron las sospechas: ese análisis dio negativo y supieron que Facundo había contraído coronavirus.

 
"Estuve internado hasta el 31 de marzo y tuve un principio de neumonía pero gracias a Dios nunca empeoró y pude recuperarme lo mejor posible", dijo. Ese día, su médico empezó a comentarse sobre la posibilidad de donar plasma a pacientes con complicaciones a causa de la infección por coronavirus. "Me lo adelantó para que lo vaya pensando pero era tanta la felicidad de recibir el alta que le dije que sí desde el primer momento.

 Pasados 20 días de su recuperación, su médico lo llamó para saber si seguía interesado en prestarse a este proceso. Aceptó nuevamente y ese día le sacaron sangre para que los médicos pudieran medir sus niveles de anticuerpos y saber si cumplía los requisitos para donar plasma. Pero hasta ese momento nadie sospechaba que el resultado de ese análisis iba a ser muy alentador...

 "A los cuatro días me llamaron sorprendidos para avisarme que habían encontrado en mi plasma un nivel sumamente alto de anticuerpos neutralizantes de covid, 4 veces mayor al de otros pacientes", manifestó el joven que, al principio, no sabía si se trataba de una buena o una mala noticia. Luego supo que la donación de plasma de pacientes recuperados de coronavirus a personas que cursan la enfermedad es uno de los tratamientos que mejores resultados da hasta el momento.

 
Facundo tiene cuatro veces más de anticuerpos que el común de los pacientes recuperados, y el nivel sigue aumentando. "Mi idea es, mientras se mantenga, seguir ayudando al prójimo todo lo que pueda", dijo por Aire de Santa Fe.
Al día de hoy, este "superhéroe" ya hizo más de cuatro donaciones de cuatro litros de plasma, suficientes para trasfundir a 16 personas enfermas con coronavirus. Aunque el límite recomendable de donaciones de plasma es de 20 veces al año, porque los donantes pueden quedarse sin anticuerpos tras el proceso, el caso de Facundo es extraordinario y está siendo estudiado en la Universidad de Córdoba porque puede contener la clave para encontrar un tratamiento contra la enfermedad: "En cada donación se va viendo el título de anticuerpos y hasta el día de hoy lo mantengo. En toda enfermedad infecciosa, al mes de alta llega al pico de anticuerpos generados, pero mi nivel siguió aumentando. En teoría debería haber bajado y nadie sabe por qué no pasa. Mi idea es, mientras se mantenga, seguir ayudando al prójimo todo lo que pueda".

 El pasado 3 de julio, Facundo festejó su cumpleaños número 27 y recibió todos los abrazos a los que tuvo que negarse apenas volvió a la Argentina. Así y todo, sigue sosteniendo que la única cura es el distanciamiento social, y que "es la mejor manera de demostrar cariño a todos nuestros amigos y familiares".

  

 
 
 

Te puede interesar

Boletín de noticias