Desde General López apuran reorganización de las vacaciones judiciales en la provincia

Politica 12 de febrero de 2020 Por
En la sesión extraordinaria de la semana pasada se presentaron sendos proyectos de ley en la Cámara de Diputados santafesina con el propósito de reorganizar la feria judicial que cada año abarca todo el mes de enero y una quincena de julio.
Baclini

Se trata de sendas iniciativas de la legisladora socialista venadense Rosana Bellatti y del radical hughense Maximiliano Pullaro, con la particularidad de que cada uno lo hizo por su lado, con diferencia de matices. En ese sentido ya se había pronunciado en 2017 el senador provincial Lisandro Enrico, también del Frente Progresista, Cívico y Social, quien impulsó un proyecto para eliminar la feria judicial de enero y julio en busca de optimizar la eficiencia del servicio. "Las vacaciones son un derecho de cada funcionario, de cada fiscal y cada juez, pero deben reorganizarse sin que afecten la prestación del servicio judicial a la comunidad durante el año", sostuvo en ese entonces, señalando que "la delincuencia no se detiene en enero, sino todo lo contrario, así que los santafesinos no podemos permitirnos estas ferias en el Poder Judicial". Sin embargo, la iniciativa del líder boinablanca de General López no logró las adhesiones indispensables de la mayoría del PJ del Senado.
 

Ahora, desde la oposición, el FPCyS vuelve a intentar un reordenamiento de las ferias judiciales, pero lo ensaya en la Cámara baja, donde es mayoría la coalición de socialistas, radicales, demócrata progresistas y otros partidos afines. Desde el partido de la rosa, Bellatti consideró que "en las condiciones de inseguridad de nuestros días, donde la mayoría de la población observa a la justicia penal, en cada enero las estadísticas confirman un incremento de los delitos, fenómeno que está relacionado con los días más largos, intenso movimiento nocturno y mayor consumo de alcohol, así que resulta inadecuado que precisamente en enero el servicio de justicia quede tan debilitado". Y continuó: "Es como si los hospitales o la policía cerraran durante un mes y atendieran con guardias mínimas", graficó la flamante legisladora. "Sabemos que la feria judicial es una institución con más de dos siglos de vigencia, y la mayoría de la gente la naturaliza como si no pudiera funcionar de otro modo, pero en el marco de la modernización del Estado creemos necesario una discusión sobre la reorganización de las ferias, sin menoscabo de los derechos adquiridos por los magistrados, funcionarios y agentes judiciales", redondeó.

Asimismo, Bellatti destacó el objetivo prioritario de articular los consensos entre los distintos sectores de la sociedad y, sobre todo, con el Poder Judicial. Tanto es así que hace unos días se reunió con el juez Tomás Orso, quien a fines del año pasado elaboró su propia iniciativa de revisión de las ferias y la envió a los legisladores provinciales de General López. "Nadie habla de imposiciones de un poder sobre otro, sino que en el marco del debate la Justicia tiene que interpretar la situación que atravesamos como sociedad y contribuir solidariamente a un funcionamiento continuo y sin interrupciones", destacó.

"Proponemos la reducción de la feria veraniega a 15 días y anular la de invierno, y que los empleados se tomen las vacaciones por tercios en forma rotativa, tanto en enero como en julio, es decir que en dichos períodos el sistema funcione con un mínimo del 66 por ciento del personal, desde el juez hasta el cadete, y esto en el fuero penal, donde existe la defensa pública en el 80 por ciento de los casos", con lo cual no afectaría a los abogados privados que intervienen en mayor proporción en los ámbitos civil y comercial. "A lo largo del año cada empleado mantendrá la misma cantidad de días de vacaciones, pero distribuidos de otra manera, para permitir que la Justicia funcione en forma permanente, a tono con las necesidades sociales", agregó.

Sobre el futuro de los proyectos que promueven la modificación del sistema de ferias judiciales, Bellatti confió en obtener los acuerdos necesarios en la Cámara baja y estimó que más adelante "habrá que trabajar mucho en el Senado", pero más allá de los resultados, alertó que "la sociedad está reclamando cambios profundos en el Poder Judicial y creemos que una vez más Santa Fe podría estar a la vanguardia de las transformaciones en el plano nacional".

Por su parte, el ex ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, pretende dejar sin efecto la figura de la feria judicial a través de la derogación de varios artículos de la ley orgánica del Poder Judicial. "En reiteradas oportunidades, siendo ministro de Seguridad, cuestioné el sistema entendiendo que la persecución penal y la prevención son dos caras de una misma moneda para la construcción de seguridad (...) Sabemos que en enero aumenta la cantidad de delitos por una sumatoria de factores, y es inadmisible que justo ese mes la Justicia reduzca su actividad al mínimo", reprochó el hughense.

Baclini va por más

Además del ministro de Seguridad, Marcelo Sain, y el miembro de la Corte Suprema de Santa Fe, Daniel Erbetta, quienes apuntaron sus críticas hacia los fiscales, el jefe del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Jorge Baclini, admitió que "hay que repensar el sistema de ferias, pero tanto para los fiscales como para los magistrados". Ante el creciente descontento con las actuales vacaciones judiciales, el fiscal general recordó que el sistema de ferias -que contempla unos 45 días de vacaciones anuales- ya no es apropiado para la compleja realidad criminal de nuestros días. "Nosotros reorganizamos las ferias pero es cierto que el servicio se resiente durante enero y julio. No es un tema exclusivo del MPA, porque si nosotros mantenemos nuestras investigaciones en un 70 por ciento durante la feria, también se necesitarán más jueces y más defensores públicos para intervenir en esas causas", argumentó Baclini.

Apertura del debate

A fines del año pasado, el camarista venadense Tomás Orso elaboró una propuesta que "pretende abrir el debate y que elevaré ante legisladores de la zona, y sería bueno que las instituciones que nos representan, se involucren, y al menos analicen la cuestión. Lo peor que podemos hacer es seguir mirando para el costado. La Justicia es un servicio y lo que queremos es darle un orden para que sea más eficaz", subrayó. Además, advirtió que este sistema de ferias demora la respuesta a una sociedad que transita una etapa de incremento de la violencia interpersonal, con mayor demanda de intervención del Poder Judicial, sin que la reforma propuesta interfiera en los derechos adquiridos de todos los operadores del sistema de justicia penal provincial. Y completó Orso que "una institución como la feria judicial, proveniente de la época del Virreinato del Río de la Plata, genera un desacople con los nuevos tiempos. Pretender brindar un servicio de justicia penal adecuado utilizando una herramienta de siglos pasados nos obliga a preguntarnos si estamos haciendo lo correcto o si simplemente seguimos funcionando como lo hacemos por una mera rutina y porque siempre se actuó de igual modo".

Diario El Informe

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar