La crisis de Vicentin: si no cumple con sus deudores, la empresa podría dejar de operar en la Bolsa de Comercio de Rosario el viernes

Agro El martes Por
La agroexportadora deberá cumplir con el pago de una primera demanda, sobre un total de 30 que se han presentado ante las autoridades bursátiles
vicentin

El viernes podría conocerse un fallo de la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Rosario que intime a Vicentin a cumplir con el pago de una primera demanda sobre un total de treinta presentadas ante las autoridades bursátiles. De no cumplir con este paso, la firma nacida en la localidad de Avellaneda, podría ser dada de baja como corredora de bolsa.
Sus compromisos comerciales adeudados con privados rondan los 350 millones de dólares y con bancos por otros 900 millones de dólares. El Banco Nación, su principal acreedor junto al BAPRO, se negó a conceder una flexibilización para el pago de su deuda, tras ofrecer a la banca oficial una quita de intereses y extensión en los plazos. El listado de demandas presentadas ante la bolsa rosarina crece a razón de dos o tres por día.
La situación de Vicentin, uno de los principales grupos cerealeros y oleaginosos de Argentina, es muy delicada. A comienzos de diciembre, anunció que enfrentaba una cesación de pagos con sus proveedores debido a un “estrés financiero”. El temor de muchos en el mercado de granos, es que esta situación tenga un impacto mayor sobre la plaza local.

 
“El problema es enorme”, admitieron a Infobae desde la Cámara Arbitral rosarina. Esta entidad es la encargada de evaluar el alcance de la primera demanda presentada contra Vicentin por incumplir con los pagos correspondientes a una acopiadora que opera en el sistema granario local. Las autoridades de la Cámara Arbitral ya cuentan un total de 26 a 27 demandas recibidas de productores, acopios y demás proveedores de Vicentin, a las que se le suman otras a razón de “dos por día”.
El fallo de la Cámara en cuestión se conocería a partir del viernes 10 de enero. Esta fue la fecha solicitada hace una semana por directivos de Vicentin como plazo límite para que la empresa gestionara una solución frente a su crisis.
En la Bolsa de Comercio de Rosario, apenas se avanzó con el análisis en detalle y resolución de una sola de las casi treintena de demandas presentadas, las cuales crecen día a día a instancias de las presentaciones que están concretando distintos clientes de la grupo agroexportador en crisis.


Crisis
Ante la falta de liquidez que ahoga a Vicentin el grupo pidió “tiempo”, ya en la primera audiencia de conciliación que mantuvo en el cambio de año con la firma “La Clementina” por incumplimiento en sus compromisos contractuales como exportador. Además, la cerealera busca acelerar la renegociación de su estructura de deudas con acreedores para lograr darle un giro a su situación comercial y financiera.
 

En la Bolsa de Rosario, reconocen lo delicado que resulta el equilibrio que requiere la negociación. Si en breve la Cámara Arbitral lauda en contra de Vicentin, este fallo concederá a las autoridades bursátiles un plazo de cinco días hábiles para que la firma cumpla con el pago. De no cumplir, el grupo debería ser dado de baja como corredor de bolsa.
El alcance de este primer fallo fue tema de análisis por parte de las máximas autoridades del Consejo Directivo de la Bolsa de Comercio de Rosario, de la Cámara Arbitral de Cereales, del Matba-Rofex, del Centro de Corredores de Rosario y también la Sociedad Gremial de Acopiadores de Granos. Esta problemática le fue presentada también a Omar Perotti, gobernador de Santa Fe, y al ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra. 
Un informe de la consultora Ría señaló que a un mes de que Vicentin se declarara en cesación de pagos, “el panorama continúa lejos de despejarse”. Según los especialistas de la consultora, “el Banco Nación, uno de sus principales acreedores y con quién tiene una deuda de poco más de $ 18.100 millones, no está dispuesto a aceptar el plan de reestructuración pretendido por la empresa que incluye una fuerte quita de intereses, refinanciación y plazos de pago”.
En los últimos informes del Banco Central -BCRA-, Vicentin a la fecha contaba con un total de cheques rechazados por un valor de $20 millones. En la próxima semana, las expectativas del mercado granario estarán puestas en la actualización de los números que promueve la autoridad monetaria, donde seguramente se deberá dar cuenta de la deuda bancaria que deberá asumir este grupo agroexportador. El último dato oficial, da cuenta en noviembre pasado de una deuda cercana a los $23.500 millones, con los Bancos Nación y Provincia como los principales acreedores.


Más allá de las negociaciones que está llevando la firma con negocios en cereales y oleaginosas, hilados de algodón, biodiesel, jugos concentrados de uva, feedlot, vinos y lácteos, aún no se conocen definiciones en la venta de activos para hacer frente al pago de sus deudas tanto comerciales como financieras. Se especula que este tipo de cuestiones podrían conocerse en los próximos días, tal como sucedió con la negociación de Glencore que incrementó su participación accionaría en la planta de biodiesel Renova, donde aún desea incrementar sus posiciones.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar