Elecciones en la CABB: una contienda política que podría romper la armonía de la selección nacional en el año olímpico

Deportes 06 de diciembre de 2019 Por
Con sólo revisar el 2019 se puede determinar que, al menos, resultó fantástico y sorpresivo este año para el básquetbol nacional. Desde el otro lado del mapa, allá en China, se dibujaron jornadas de las más emocionantes e intensas que permitieron la construcción de una temporada casi perfecta, pero... En la Argentina siempre hay un "pero". Y casualmente todo aquello que resultó magnífico puede terminar en un momento incómodo y un tanto incierto. Es que el calendario despertó una inesperada agitación política con un choque de fuerzas cuya onda expansiva podría tener consecuencias deportivas en la selección nacional.
3153908w1033

El 19 del actual se realizará la asamblea en la que se celebrarán las elecciones en la Confederación Argentina ( CABB) y los dos candidatos son el actual presidente, Federico Susbielles, que cuenta con el apoyo de una parte de la Generación Dorada, y Fabián Borro, el actual titular de la Asociación de Clubes ( AdC), quien dice haber reunido los votos necesarios de parte de las federaciones para conseguir la presidencia sin llevar adelante el acto eleccionario.

Si la oposición toma el control, son infinitas las versiones que circulan respecto al futuro del seleccionado nacional y una en particular habla de un gran desajuste de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Aunque nadie se expresó públicamente al respecto, hay dos puntos de posible conflicto. En primer lugar, la continuidad del entrenador Sergio Hernández estaría seriamente en duda. El técnico campeón continental en los Juegos Panamericanos de Lima y subcampeón del mundo en China 2019, firmó el contrato con la dirigencia actual. Aunque Borro ya expresó que no pretende cambiar el cuerpo técnico y  dijo : "Yo hablé con Sergio y le dije que quiero que siga y que tenemos que ir a buscar la medalla de oro a Tokio". Más allá del deseo de Borro, hay una relación entre las partes que no se desarrollaría con la misma comodidad que hoy se sostiene con Susbielles.

La segunda interferencia podría ser Luis Scola. En diversas entrevistas el capitán hizo pública su simpatía por Susbielles y ha manifestado que su continuidad sería decisiva para el básquetbol argentino. "Quiero hablar con los jugadores, quiero que acepte hacerlo conmigo. Quiero que me conozcan y sepan cómo pienso", expresó Borro.

Desde la CABB informaron que el actual presidente tiene la palabra de 11 federaciones que lo apoyarían (Río Negro, Chubut, Tucumán, Neuquén, La Rioja, Chaco, Formosa, San Luis, San Juan, Catamarca y Misiones). Necesitaría un voto más para llegar a igualar en 12 (desempata el presidente, por lo que Susbielles sostendría la presidencia). Por su parte, Borro asegura tener 14 dirigentes de su lado. Es decir que hay al menos un dirigente al que ambos candidatos están contando como propio.

La crisis de 2014: lo que pasó

En este escenario no es menor contar o no con apoyo con parte de la Generación Dorada, ya que antes del Mundial de España en 2014 los jugadores hicieron pública una denuncia por deudas que la CABB tenía con ellos desde hacía varios años. El presidente de entonces Germán Vaccaro renunció bajo la enorme presión. Más allá de estas cuestiones de apoyo, que está claro no es menor, el primer paso que deben resolver los dos candidatos son la cantidad de avales y en las próximas horas, tras la intervención de la Inspección General de Justicia, puede haber novedades al respecto.

Los integrantes de la Generación Dorada, apoyados por el por entonces Secretario de Deportes Camau Espínola, rechazaron a todos los reemplazantes naturales de Vaccaro por considerar que pertenecían a la misma comisión directiva sospechada de corrupción. Amenazaron con renunciar al Mundial y solicitaron, entonces, una intervención del estado nacional. El designado fue Susbielles. Pese a las dudas que se plantearon sobre las normas que supuestamente impiden que un interventor participe de elecciones, el dirigente bahiense consiguió la continuidad en diciembre de 2015 una vez terminado el proceso de intervención. El apoyo de los basquetbolistas, otra vez, fue clave.

Luis Scola se expresó varias veces públicamente a favor de la gestión de Susbielles 
 

Luego de una auditoría solicitada por Susbielles, la CABB le inició juicio a Vaccaro. Y en agosto pasado, el dirigente pampeano fue procesado por "administración fraudulenta". La nueva conducción equilibró las finanzas de la entidad. Contó con el apoyo de un grupo consagrado, eso lo ayudó. Pero al mismo tiempo, tuvo que estar a la altura de la exigencia de ese mismo equipo que, con el tiempo, se convenció con los resultados y hoy sostiene su apoyo. Manu Ginóbili y Andrés Nocioni, entre otros, fueron dos de sus aliados en aquel entonces.

Además del trabajo con los seleccionados, con Susbielles la organización de torneos nacionales logró constancia y el torneo Federal (la tercera categoría nacional, que es organizada por la CABB), se vio fortalecida. La postura pública de Susbielles respecto a su deseo de continuar quedó claro en un comunicado que publicó en redes sociales: "Llegué a la CABB como Interventor porque sentí que no podía mirar para otro lado cuando me convocaron a arreglar el caos institucional y deportivo en el que estábamos sumergidos. Lo mismo ocurrió cuando me solicitaron, en 2015, que asumiera como presidente. Y lo mismo siento hoy, al momento de aceptar ir por un segundo mandato: queda trabajo pendiente. Por lo realizado hasta aquí, por el acompañamiento y el apoyo mayoritario de la familia del básquetbol argentino. Y sobre todo, porque es necesario defender nuestro modelo de gestión, que ahora sí presenta un respaldo económico y deportivo sólido como para ir por los grandes objetivos que queremos".

Quienes critican al actual presidente, le señalan la forma en la que se alejó de la CABB durante varios meses para concentrarse en su campaña política como candidato a intendente de Bahía Blanca. Susbielles, por el peronismo, perdió la elección con Héctor Gay, el candidato de Juntos por el Cambio. Algunos creen que si llegaba a la intendencia, la GD ya no tendría candidato al que sostener en las elecciones y esta batalla de poder no hubiera existido.

El camino de Borro
 

La campaña política de Fabián Borro comenzó hace muchos meses, con una serie de reuniones en las que comenzó a sumar voluntades para su causa. Se dedicó a recorrer cada una de las provincias para convencer a los presidentes de las federaciones de hacer un cambio en la CABB. Ya oficializó el pedido de licencia como presidente de la AdC para poder enfocarse en las elecciones sin superposición de intereses. Mientras tanto, asumirá el cargo el dirigente de Quimsa, Gerardo Montenegro.

La relación entre la CABB y la AdC en muchos momentos fue tirante en los últimos años. La organización de los calendarios de la Liga Nacional interfirieron muchas veces con las necesidades de la selección. Si Borro accede al poder, por primera vez la conducción de ambas instituciones estarían alineadas.

Borro, Director de Apoyo Logístico de Aysa, cuenta con el apoyo de Obras Sanitarias. Su experiencia en el campo sindical le agrega más intensidad a la lucha de poderes por la CABB.

En su trabajo en la AdC Borro demostró ser un hombre de decisiones firmes. Pepe Sánchez estuvo cerca de esta dirigencia en muchas oportunidades, aunque nunca se metió de lleno en los cargos dirigenciales y no está interesado en acercarse, por el momento, a ese barro.

Entre las medidas más importantes que se tomaron durante su mandato, hay dos que representaron un alivio económico para los clubes de la Liga: el cambio de calendario (que redujo las distancias de viajes y generó ahorros en alojamientos) y la liberación de fichas extranjeras entre los jugadores mayores con la intención de detener la escalada salarial de los jugadores nacionales. Las dos medidas tuvieron su contraparte: por un lado, el programa de partidos al estilo NBA genera dudas entre los simpatizantes y la asistencia a las canchas no es la esperada; por el otro, la ampliación del cupo de extranjeros perjudicó a los jugadores nacionales. Sin embargo, la devaluación de nuestra moneda hizo que la búsqueda de figuras foráneas disminuyera considerablemente en el último año.

Además, se creó una Liga de Desarrollo para jugadores jóvenes que también generó opiniones encontradas. Por un lado se rescata la valiosa inserción de promesas en el circuito de competencia, pero por el otro eso aumentó los costos que se pretendían reducir con las otras medidas.

Y, fundamentalmente, realizó una fuerte inversión en la difusión de la competencia en el área de marketing y con la creación del streaming para transmitir todos los partidos por Internet. Una acción muy necesaria que por el momento no obtuvo los resultados esperados y que, por el incumplimiento sobre ciertas situaciones contractuales, lo puso en conflicto con la empresa que tiene los derechos de TV del torneo.

El futuro
 

En un principio hubo un intento por acercar las partes. Algunos actores importantes del básquetbol insistieron por una unidad para trabajar en CABB. Hubo reuniones entre Borro y Susbielles. Pero no llegaron a un acuerdo. ¿Qué puede pasar tras las elecciones? Hay muchas posibilidades. "Si gana Borro va a ser una catástrofe para el básquet argentino", dijo un exintegrante de la Generación Dorada. "No creo que se llegue a un conflicto, ninguno de los dos quiere perjudicar al seleccionado. No se trata de una cuestión de dinero, lo que se disputan acá es el poder", analizó otro jugador más contemporizador. Pero todos quieren encontrar soluciones tranquilas, sin llegar al escándalo.

Más allá de la pública posición de Scola, el resto del equipo nacional no tiene, por el momento, la determinación de meterse en contiendas políticas. Si varios están cerca del tema, se ocupan por tratar de saber cómo evolucionan las elecciones. Muchos están atentos a qué dicen los jugadores más influyentes y respetarán los consejos de los mayores, pero aún no hubo expresiones públicas. A diferencia de lo que pasó en 2014, es más difícil creer que los jugadores tomen medidas de fuerza para apoyar a un dirigente o rechazar a otro. Aunque claro, si Hernández no continúa, el equipo sufriría el golpe.

 

El mapa político también se habla en la intimidad de los jugadores y los exjugadores de la selección. Nadie se define completamente, en especial porque juega puntualmente la relaciones que tienen entre todos. Prefieren mantenerse a un costado de la contienda entre Susbielles y Borro.

Una posición intermedia, en caso de un triunfo de Borro, es que se llegue a un acuerdo para no afectar a la selección y que todo siga igual hasta Tokio. Los cambios se producirían después de la cita olímpica. Con Scola retirado, sin Hernández en la conducción y con dirigentes que no gozan con el beneplácito de una parte de la GD. Mientras tanto habría que atravesar el camino con un ruido incómodo para un equipo que disfrutaba de una armonía casi perfecta.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar