NOVEDADES DEL SUR NOVEDADES DEL SUR

Dos hombres de confianza de Alberto Fernández visitaron la quinta de Olivos y ya se prepara la mudanza

Será el día anterior al traspaso de mando y el presidente electo se instalará allí el mismo 10 de diciembre

Nacionales 01 de diciembre de 2019 Novedades Del Sur Novedades Del Sur
quinta de olivos

Son días eternos y de tensión para el presidente electo. Tiene muchas reuniones por día, analiza sus primeras medidas de gobierno y toma las últimas definiciones sobre el gabinete que presentará el viernes. En medio de todo eso, que es lo central y lo que lo tiene ocupado, también tiene que pensar en la mudanza. En cómo cambiará su vida dentro de nueve días. 

 
PUBLICIDAD
 
El jueves pasado dos hombres de su confianza fueron a la quinta presidencial de Olivos para ver en qué condiciones estaba todo y para coordinar lo que será el traslado a la residencia de todo lo que quieran llevar los nuevos ocupantes.
El tema se mantuvo en secreto. Quienes visitaron la residencia presidencial fueron Miguel Cubero y Daniel Rodríguez, este último el chofer de Alberto Fernández.
Alberto Fernández no se ocupa del tema porque está con las decisiones finales. En las últimas horas se molestó mucho por las informaciones que señalan tensiones internas por la distribución de cargos. Una de ellas señalaba que la baja de Diego Gorgal como futuro ministro de Seguridad era producto del veto de Cristina Kirchner. “No es así, nunca se lo analizó. Me irrita mucho que planteen disputas donde no hay. A Cristina siempre le elogio su desprendimiento y acá hay una enorme generosidad de todos para sumar”, habría sido la frase del presidente electo en las últimas horas, según contó a Infobae uno hombre de su equipo.
 
Son horas de tensiones porque además faltan nueve días para asumir el poder. Y para mudarse de casa.
Por su parte, el presidente Mauricio Macri ya dio instrucciones para comenzar a organizar la mudanza y busca además un casa en zona norte donde piensa instalarse para seguir en la política como jefe de la oposición al nuevo gobierno peronista.
Fuentes calificadas aseguraron a Infobae que la mudanza total se hará el 9 de diciembre, un día antes del traspaso de mando. Ese día Macri y su familia dejarán Olivos, lugar al que le habían tomado cariño y lo habían ambientado a su gusto. Macri siempre buscó hacer de la casona principal un lugar muy parecido a una casa, por eso siempre trataba de comer a la noche ahí con su esposa Juliana y Antonina, la hija de ambos.
 
 

Alberto Fernández se mudará a la quinta de Olivos, que funcionará ahora como su residencia, el mismo 10 de diciembre. Abandonará el departamento de Puerto Madero que le prestó el ex secretario de medios José “Pepe” Albistur y volverá a Olivos, lugar que conoce muy bien, pero ahora como presidente de la Nación.
Hace un par de semanas habría existido un invitación de la propia Juliana Awada vía WhatsApp a Fabiola Yañez, pareja hace más de cinco años de Alberto Fernández. Por un tema de agenda y por el escaso tiempo que queda hasta el recambio el encuentro no pudo realizarse. Awada fue la gran artífice del cambio estético que tiene hoy la quinta presidencial. Desde los jardines repletos de flores, la huerta y toda la decoración.
Más allá de que no se concretó la reunión entre la primera dama y quien la sucederá en ese rol desde el 10 de diciembre, los hombres del presidente que visitaron Olivos fueron muy bien recibidos, por orden del secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.
Y el mensaje que transmitieron a su jefe fue, según pudo saber Infobae de colaboradores del presidente electo, el de absoluto impacto. “La quinta está impecable, hermosa”, habría sido la frase.
 
 

Alberto Fernández conoce bien el lugar porque iba todo los días desde que Néstor Kirchner llegó a la presidencia. El era de los que entraban a la casa principal. Allí sólo ingresaban los de confianza. Al resto Kirchner y todos los presidentes suelen atender en las oficinas de jefatura de Gabinete, que es otro edificio y que cuenta además con una oficina sólo para el presidente.
Macri se acuerda muy bien de su primera imagen de la quinta presidencial. “La quinta era un desastre, el estado en que estaba era muy malo”, dijo en su momento uno de los colaboradores más cercanos a Macri.
Por es razón, Macri demoró unas semanas en instalarse en Olivos. En ese momento la Secretaría General, a cargo de De Andreis, hizo un relevamiento del estado de la quinta y la conclusión es que había un “abandono generalizado”: baños clausurados, falta de mantenimiento, de pintura, falta de los electrodomésticos, más estado en la conservación de las paredes que tenían fisuras y filtraciones.
En el caso de la casona principal se hizo un trabajo de mantenimiento, albañilería, pintura, se remodelaron baños, se acondicionó el sistema de aire acondicionado, el sistema eléctrico, la iluminación, se recuperaron los los pisos de madera y mármol y se compraron muebles. Además se instaló una cocina en la planta baja de la casona principal para darle autonomía a la familia presidencial.
 
 

Todavía Alberto Fernández no definió si va hacer alguna reforma en la quinta. No es un tema que le preocupe: está sólo dedicado al armado de su gobierno y de las primeras medidas que tomará apenas asuma y el contexto económico de la Argentina no permite pensar en eso.
Sólo hizo un comentario sobre que sus dos perros, el ya famoso Dylan y su hijo Prócer, tendrán un parque enorme para disfrutar en su nueva casa. Está previsto que se instale allí el presidente electo sólo con su pareja Fabiola Yañez, ya que su hijo Estanislao vive hace tiempo solo.
Habrá que ver cuál será el estilo que imprimirá Alberto Fernández a su vida en la quinta de Olivos. Si como Macri preservará el lugar lo más posible para su familia, o llevará allí también sus reuniones políticas con su allegados de más confianza.
En poco días, se instalará allí y empezará para él un desafío que jamás hubiera imaginado: ser presidente cuatro años. Hace poco contó que antes de que Cristina Kirchner le ofreciera ser candidato a presidente su sueño era que le ganaran a Macri y pedir ser embajador en España.
Alberto Fernández antes iba a Olivos a ver primero a Néstor Kirchner y después a Cristina Kirchner. Ahora será ella quien vaya a visitarlo a Olivos, donde ella vivió doce años.
La mudanza ya está en marcha.

Te puede interesar

Boletín de noticias