NOVEDADES DEL SUR NOVEDADES DEL SUR

Festram pidió la intervención del gobernador en el conflicto de Las Rosas

La entidad gremial denuncia la intolerancia, el agravio y la provocación permanente del Intendente Municipal.

Provinciales 20 de abril de 2016 Novedades Del Sur Novedades Del Sur
20160419-referentes-mutual-110-copia-1024x770

Ante el fracaso de la tercera conciliación abligatoria dictada por el ministerio de Trabajo, a pedido de los representantes de los intendentes paritarios (Ley 9996), Festram ha resuelto convocar al plenario de secretarios generales, para delinear las acciones sindicales a seguir en toda la provincia frente al conflicto gremial que ingresa a su cuarto mes.

Lamentablemente, ni la crisis hídrica que afecta a miles de santafesinos, ha pesado en la responsabilidad del Intendente para buscar una tregua al conflicto que nos afecta.

Por lo expuesto, Festram solicitó al gobernador de la provincia su directa intervención en el conflicto social, político e institucional al que el jefe comunal de esa localidad ha sometido a la sociedad para doblegar a los trabajadores en ejercicio del derecho constitucional de huelga, poniendo en riesgo la vida y la seguridad de las personas.

Un conflicto laboral, que debió encuadrarse en el marco de los derechos constitucionales y las leyes que lo regulan, ha sido potenciado en términos de violencia institucional, intolerancia y agravio del Intendente Meyer hacia todos los interlocutores y mediadores que buscaron una solución racional al conflicto.

Incendios intencionales, amenazas de muerte a trabajadores y familiares, provocaciones con personas armadas, ruptura de instalaciones de provisión de agua potable, incitación a sus partidarios a generar el violento desalojo de los trabajadores, listas negras, insultos, agresiones verbales, violencia de género, amenazas físicas a integrantes del concejo municipal, componen un clima donde la negociación y el diálogo son clausurados por un funcionario público que a todas luces se encuentra fuera de sus cabales.

En estas circunstancias, la Gendarmeria Nacional, en un acto de abierta violación a la autonomía de la provincia, ha copado el edificio municipal, generando la protección del gobierno de Macri a este estado de impunidad de un funcionario público que de manera irracional lleva delante una política de ajuste, amenazando con la pérdida de la estabilidad laboral, reducciones salariales y sometimiento económico violentando el derecho alimentario de niños y jóvenes de nuestros compañeros.

Festram considera que ha llegado al límite de su capacidad y responsabilidad para resolver el conflicto y preservará con los instrumentos legales y sindicales a su alcance, los intereses, la vida y la seguridad de los trabajadores que ejercen los derechos fundamentales tutelados por la Constitución Nacional.


Te puede interesar

Boletín de noticias