NOVEDADES DEL SUR NOVEDADES DEL SUR

El temporal en el Litoral ya se cobró dos vidas

Un hombre murió ayer en Entre Ríos arrastrado por la corriente. Se sumó a un joven santafesino.

Nacionales 08 de abril de 2016 Novedades Del Sur Novedades Del Sur
57078485d4c7b_380x283

El temporal en el Litoral se cobró una nueva víctima fatal cuando ayer un hombre de 65 años murió ayer al ser arrastrado por la correntada de un arroyo desbordado en el momento en el que intentaba atravesar a caballo un camino rural del departamento de Paraná, en Entre Ríos, una de las zonas más afectadas por intensas lluvias e inundaciones en los últimos días. Se trata del primer deceso por el temporal en Entre Ríos por el fenómeno climático, que ya tuvo consecuencias fatales en la provincia de Santa Fe, donde un joven de 18 años falleció ahogado en un arroyo de la localidad de Las Palmeras –departamento San Cristóbal–, al cual cayó el martes pasado.

Según informó el sitio El Once, el hombre fallecido en la zona de Sosa, del departamento entrerriano de Paraná, fue identificado como Elio Ceferino Cáceres, de 65 años.

De acuerdo con el testimonio de vecinos, a Cáceres lo arrastró la corriente junto a su caballo, cuando intentaba atravesar una calzada, sobre el Arroyo Maturrango.

De esa manera, son dos las víctimas fatales de las intensas lluvias registradas esta semana en las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Formosa y Corrientes, que afectaron a más de 12 mil personas.

Anteayer a la mañana fue hallado el cuerpo de Sebastián Ramírez, de 18 años, cerca de Las Palmeras.

Según comentaron las autoridades de esa localidad, Ramírez y otras personas arribaron hasta un puente ubicado un kilómetro al oeste de la localidad para mirar el paso del agua acumulada en la zona rural. Por causas que se trataban de establecer, el joven perdió el equilibrio y cayó al canal 3, que tiene unos seis metros de profundidad y que, como consecuencia de las abundantes lluvias, llevaba una gran cantidad de agua. Ramírez desapareció rápidamente de la superficie y su cuerpo fue encontrado anteayer a la mañana, aguas abajo del lugar donde desapareció.

Una de las áreas más complicadas por las inundaciones es la localidad entrerriana de La Paz, donde eran 120 las familias evacuadas y se estimaba que ascendía a unas 11 mil el número de personas afectadas.

En tanto, las lluvias volvieron a afectar ayer al norte santafesino. En la localidad de Vera, cayeron 130 milímetros y se inundó gran parte de la ciudad. Los accesos estuvieron cortados y los vecinos reclamaron al municipio la desobstrucción de los desagües.

El secretario de Servicios Públicos de Vera, Facundo Ferrari, explicó que la lluvia “ha hecho que se saturen todos los desagües; si bien están funcionando, la cantidad de agua caída hizo que trabajen de manera forzada”.

“Tuvimos complicaciones con los vehículos, por eso uno de los operativos que hicimos fue cortar el tránsito. No tuvimos que evacuar gente, como ha ocurrido en años anteriores para esta misma época”, aclaró Ferrari.

En Villa Saralegui, departamento San Cristóbal, cayeron 450 milímetros durante la semana y el pueblo quedó incomunicado. “Tenemos el pueblo y la ruta bajo agua”, explicó ayer el presidente comunal Walter Sola.

“No solamente nos afecta la lluvia caída en la localidad, sino que estamos recibiendo la lluvia de los otros distritos, como el milimetraje de San Cristóbal, La Lucila, María Eugenia: toda esa agua viene para Villa Saralegui, que es la que está más cerca de la cuenca del Salado y del Arroyo San Antonio. Estamos en un embudo”, agregó Sola.

Por otra parte, en Corrientes, la zona más castigada es el departamento de Esquina, donde se estimaba que hay 3 mil personas afectadas. Y en la localidad de Pueblo Libertador, unas 500 personas debieron ser evacuadas.

En Formosa, se agravó la situación de los afectados por las inundaciones del verano y llegaban a unos 1.700 los evacuados.

Ayer continuaba el mal tiempo y el alerta del Servicio Meteorlógico Nacional (SMN) en torno a lluvias intensas con eventual caìda de granizo, y se estimaba que el clima recién terminaría de recomponerse el domingo.

Monitorean ríos

En la capital santafesina el caudal de lluvias fue menor respecto del centro-norte provincial. En los últimos cinco días cayeron 126 milímetros, lo que agravó la situación de las zonas afectadas por la crecida del río Paraná. El municipio mantiene el monitoreo del sistema de defensas. También se supervisa el funcionamiento de las defensas del oeste de la ciudad (cuenca del Salado) y de las estaciones de bombeo ubicadas en ese sector.

Por la crecida del Paraná, que empezó a impactar a fines de 2015, siguen evacuadas un total de 157 familias (558 personas).

- EC

Te puede interesar

Boletín de noticias