Matías volvió a vivir: recibió dos pulmones y un hígado, y ahora sonríe

Nacionales 04 de enero Por
Se realizó en el país el primer trasplante bipulmonar y hepática de Latinoamérica. Trabajaron 18 profesionales.
HyxNIZNXM_930x525
- Matias Proverbio (19 años) , recibio el primer trasplante combinado bipulmonar y hepatico de Argentina y America Latina, con su mama Zulma Noemi Mile

En el 2017 el tema donación y trasplantes de órganos estuvo muy presente en la agenda pública. Y el año terminó con una hermosa noticia y hazaña médica a la vez.. El 12 de diciembre se realizó en la Fundación Favaloro el primer trasplante combinado bipulmonar y hepático de Latinoamérica a un paciente de 19 años con diagnóstico de fibrosis quística con falla hepática. Este tipo de intervención, en la que se implantan ambos pulmones y el hígado del mismo donante cadavérico, no es muy frecuente: en Estados Unidos sólo hay registradas 91 intervenciones de este tipo, según datos de UNOS (Red Unida para Compartir Organos, por sus siglas en inglés) que tiene datos desde 1984.

La intervención se extendió por casi 12 horas y requirió un equipo médico de 18 especialistas: 10 cirujanos -tres pulmonares, tres hepáticos, dos para ablacionar el pulmón y dos para ablacionar el hígado-, dos anestesistas, cuatro instrumentadores y dos enfermeros.

“Este tipo de trasplante implica un gran esfuerzo desde la logística, porque son dos equipos trabajando casi simultáneamente, en el que se debe hacer el trabajo con la precisión de relojería, porque cada minuto que pasa es sufrimiento para los órganos que se implantan”, explicó a Clarín el doctor Alejandro Bertolotti, jefe de trasplantes de la Fundación Favaloro.

Matías volvió a vivir: recibió dos pulmones y un hígado, y ahora sonríe

Matías Proverbio, 19 años, junto los cirujanos. A la izquierda, el doctor Alejandro Bertolotti. Recibió el primer trasplante bipulmonar y hepático de Argentina y Latinoamérica. (Gentileza Fundación Favaloro)

“Es un avance para poder brindarle a muchos pacientes que anteriormente no tenían la oportunidad, una mejor calidad de vida, o incluso sobrevida”, añade Bertolotti. La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria que afecta a las personas desde su nacimiento y no tiene hasta el momento una cura o tratamiento específico. Eso deriva en un progresivo deterioro del paciente y muchos de ellos terminan con falla respiratoria grave. “A unos pocos además se les asocia una falla hepática y cirrosis, como en este caso”, explica el médico. 

A horas de recibir el alta y poder volver a su casa de Avellaneda, uno de los protagonistas de esta historia, Matías Proverbio, cuenta cómo fue pasar por esta operación. “Estoy feliz de la vida que me voy de alta. Todavía estoy un poco dolorido por la cirugía, pero muy contento”, dice en diálogo telefónico con Clarín. Matías llevaba dos años en lista de espera. Si bien la fibrosis quística es una enfermedad congénita, este joven pasó muchos años sin diagnóstico. “A los 16 años le descubrieron la enfermedad en el Hospital Argerich. De ahí me contactaron con la que fue su médica durante cuatro años, la doctora Silvina Lubovich, que lo sacó adelante y lo trató durante cuatro años en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Ella también posibilitó que lleguemos a Favaloro”, detalla agradecida Zulma, la mamá de Matías.

Matías volvió a vivir: recibió dos pulmones y un hígado, y ahora sonríe

Matías Proverbio, 19 años, junto a parte del equipo médico que lo operó. Recibió el primer trasplante bipulmonar y hepático de Argentina y Latinoamérica. (Gentileza Fundación Favaloro)

Ante la pregunta de cómo llegó al trasplante, Matías lo describe de una forma bastante gráfica: “Para respirar necesitaba una máscara que parecía Darth Vader”. Bertolotti explica que la fibrosis quística produce reiteradas infecciones en los pulmones, lo que va deteriorando la capacidad respiratoria. "Cuando están en estado crítico, muchas veces los pacientes tienen que optar entre respirar o comer, porque alimentarse requiere un gran esfuerzo. Matías ya estaba en situación crítica, desnutrido", explica el médico. Con todo eso como parte del pasado, y pensando en poder empezar, a sus 19 años, una vida normal, este joven enumera una lista de “deseos”: “Quiero llegar a mi casa, estar con mi perra, mi barrio, mis amigos, comer mi comida, mi play, mi computadora”. Y un poco más allá, por ahora, piensa en tomarse “un año sabático para disfrutar todo lo que no pude. Después, capaz me meta a Prefectura o estudie para perito criminalístico”.

“Matías estaba en lista de espera para trasplante combinado. Estábamos esperando, el INCUCAI ya sabía que íbamos a hacer esta operación. Estábamos esperando un donante que diera la compatibilidad. Además la evolución fue muy buena. A tres semanas de la operación se está yendo de alta. Realmente nos sorprendemos de las cosas que nos va permitiendo la medicina. Este trasplante era un gran desafío”, describe Bertolotti. “Con estos casos uno siente que puede brindarle a los argentinos una medicina de alta calidad. No hace falta irse a Estados Unidos para recibir buena medicina”, agrega.

Desde el INCUCAI también celebran el avance. “Nuestro país tiene el honor de tener programas de trasplantes a los que pueden acceder los pacientes y que ofrece la posibilidad de todos los trasplantes con habilidad académica de nivel internacional”, afirma a Clarín la doctora María del Carmen Bacqué, presidenta del INCUCAI. La limitación más grande, agrega, es la cantidad de donantes. “Argentina necesita tener más donantes, para poder lograr estos trasplantes”, dice.

Matías volvió a vivir: recibió dos pulmones y un hígado, y ahora sonríe

Matias Proverbio (19 años) , recibio el primer trasplante combinado bipulmonar y hepatico de Argentina y America Latina. En la foto, junto a personal médico de la Fundación Favaloro.Foto David Fernandez

El año pasado cerró con un incremento de 15% de la tasa de donación, según datos del INCUCAI. “Si bien esto es alentador, hay que sostenerlo en el tiempo y duplicarlo. La realidad es que nuestros pacientes están en lista de espera, por eso reiteramos siempre, donar órganos es dar vida, mucho más cuando se ofrecen a jóvenes con enfermedades serias y cuya única oportunidad de seguir viviendo es el trasplante”, añade la funcionaria, que además recuerda la importancia de “rendir nuestro homenaje a los donantes”.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar