Francisco sufrió heridas en su rostro durante su recorrida con el Papamóvil

Actualidad 10 de septiembre Por
El Papa sufrió este mediodía un corte en la ceja y una inflamación en el pómulo izquierdo después de una mala frenada del Papamóvil que lo transportaba en Cartagena.
Sy7Qae7qb_720x0

Francisco sufrió este mediodía una cortadura en la ceja y una inflamación en el pómulo izquierdo después de una mala frenada del Papamóvil que lo transportaba por un barrio de la caribeña ciudad de Cartagena.

"El papa está bien. Se le aplicó hielo y se medicó. Prosigue sin cambio alguno su programa de viaje", dijo a medios el vocero del Vaticano, Greg Burke.

El Pontífice de 80 años saludaba a los cientos de personas que lo recibían en el marginal barrio de San Francisco cuando, por la multitud que se agolpaba en las calles, el vehículo que lo movilizaba frenó súbitamente.

La maniobra lo hizo estrellarse contra el vidrio cuando intentaba besar a un niño. Uno de los agentes de seguridad lo asistió al momento y le limpió con un pañuelo blanco el sudor y la sangre, que le alcanzó a manchar la esclavina (capa de la túnica blanca). El hecho desató la histeria entre los feligreses que temieron por la salud del obispo de Roma.

Francisco, que cierra este domingo su visita de cinco a días a Colombia, siguió con su recorrido de 3,5 kilómetros hasta la plaza central de San Francisco, uno de los barrios más pobres de la conocida ciudad turística.

El Papa recibió asistencia médica por parte del comandante de la Gendarmería Vaticana, Doménico Giani. Al llegar a la Plaza, entró a la casa de una vecina donde le aplicaron hielo en las dos heridas y le lavaron la esclavina que se veía aún húmeda al momento de abandonar la vivienda de donde salió sonriente y con una pequeña venda blanca en la ceja izquierda.

El Papa restó importancia al incidente e incluso bromeó sobre lo sucedido con el preocupado público y los periodistas presentes.

​"Me dí un puñete, estoy bien", dijo el Pontífice a un periodista de Caracol Radio al salir de la casa de Lorenza, una humilde mujer a la que visitó en el barrio San Francisco de la urbe caribeña. Y le dijo a los periodistas: "Estoy contento. No lo siento", al referirse el golpe. 

El papa viajará este domingo a Roma luego de abogar principalmente por la paz y la reconciliación en un país que busca superar un conflicto armado de cinco décadas.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | novedadesdelsur@gmail.com | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar