"Todos somos responsables de la situación de la policía provincial"

A 72 días de haber entrado en funciones, el ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro habló con Sin Mordaza TV. En esta primera parte, dialogó sobre la formación de los policías y la relación entre Nación y provincia en materia de seguridad.
134631_provinciales

El nuevo ministro de Seguridad de la provincia habló sobre cómo se encontró a Santa Fe en materia de seguridad al asumir su cargo en diciembre de 2015. Pullaro señaló que “hay que mejorar la institución policial. La policía tiene baja autoestima y hay que levantarla para que salga a prevenir el delito”.

En ese sentido, Pullaro explicó que fueron muchos casos de corrupción institucional, conocidos en los últimos tiempos “que golpearon a la institución policial de la provincia”. Además dijo que “no hay falta de equipamiento, creo que en eso el gobierno invirtió muchos recursos”.

“Me encuentro con una mejor policía de la que se encontró el ministro anterior –Lamberto- pero falta mucho todavía”, indicó.

Formación de los policías

Consultado por los cambios que se hicieron en cuanto a la formación de policías y sobre la necesidad de “sacar rápido” policías nuevos a la calle, Pullaro dijo que “, el cambio de gobierno, de esos años, no se focalizó en las herramientas que deberíamos tener para que la ley de 2005, de tener oficiales y suboficiales pasar a un único escalafón en la policía de la provincia se pudiera llevar adelante. Cuando asume el Frente Progresista en la provincia, las miradas estuvieron puestas en otro lugar. En las campañas de 2007 y de 2011 de seguridad no se hablaba, no es que el Frente Progresista no hablaba, no lo hablaban los partidos políticos”.

Para Pullaro, en años anteriores, la política discutía otras cosas en la provincia de Santa Fe y la seguridad pública estaba en “segundo plano, la sociedad no hablada de narcotráfico en el 2011, no era un tema de agenda ni en campañas nacionales ni provinciales”.

“Todos somos responsables”

Consultado sobre si la policía es responsable de haber llegado al estado en la que se encuentra hoy, el ministro Pullaro dijo que “todos somos responsables y no fue solamente el gobierno del Frente Progresista, fue la política en su conjunto, que creía que la seguridad era un problema de las fuerzas de seguridad y que se resolvía solamente con más presupuesto”.

El ministro explicó que se pensaba que a los “problemas de seguridad, comprando móviles, pagando mejoras a la policía, equipandola, se resolvía el tema. Ahora sabemos que no es así, la seguridad es una política pública donde uno tiene que estudiar en profundidad lo que sucede en cada punto de la provincia, trabajar en inteligencia criminal, trabajar en la construcción de mapas de calor para ver de qué manera, desde el operativo se puede abordar el delito”.

Pullaro dijo que “no se hizo con ningún gobierno en la República Argentina, porque se creía que la seguridad no era un problema de las personas que nos habíamos formado en democracia y porque muchos teníamos prejuicios. Creo que, por los prejuicios de lo que fue la dictadura, los políticos que nacimos en democracia no miramos la política pública de seguridad”.

La relación entre Nación y provincia

Luego de la fuga de los condenados por el Triple Crimen en Buenos Aires y su posterior detención en la provincia de Santa Fe, más precisamente en la localidad de Cayastá, Pullaro dejó entrever la falta de relación entre nación y provincia, con intereses distintos, “es un punto que tenemos que discutir enserio. La seguridad tiene que ser una política pública y tenemos que tener formas de controlar de qué manera se lleva adelante. Creemos que retando a un policía o relevando a un jefe de una comisaria como era antes, las cosas se corrigen y no es así”, indicó.

En este sentido, el ministro dijo que “hay que empezar a trabajar de manera científica lo que sucede con el delito en Santa Fe y en la Argentina para planificar políticas públicas de acciones concretas, que sean llevadas adelante por la policía y planificadas por el ministerio de Seguridad”.

“Con la triple fuga, sucedieron cosas muy difíciles de comprender. Hacía 20 días que estábamos nosotros en el gobierno, Bullrich también, pero la realidad es que ninguna fuerza de seguridad coordinaba con las demás, incluso las fuerzas federales entre sí. Lo que pasó en Helvecia, cuando todos iban y venían, eso pudo haber sido una tragedia. No hubo protocolos de actuación ni de control ni actuación política en ese lugar. A esos errores hay que tomarlos como experiencia porque en definitiva salieron bien. Los prófugos fueron atrapados y entregados con vida a la justicia federal”, señaló Pullaro.

Además, Pullaro explicó que “cuando se detienen a los dos prófugos que quedaban en libertad, la única fuerza de seguridad que nunca levantó el perímetro fue la policía de la provincia de Santa Fe. Nosotros teníamos un protocolo de actuación que decía que si no teníamos confirmación visual del jefe de policía de la provincia o del secretario de Seguridad, la policía de la provincia seguía buscando”.

“Y cuando corría la información en toda la Argentina, que estaban los tres prófugos detenidos, yo me comunico con el jefe de policía de la provincia en dos oportunidades, y no me dio en ningún momento, una confirmación visual y por eso nunca levantamos el perímetro, tal vez por eso nunca se escaparon”, sentenció.

Protocolo “antipiquete”

“El protocolo que planteó el gobierno nacional con 17 puntos ya, en estos momentos, no se puede aplicar”, dijo Pullaro. El protocolo es una resolución a la cual adhirieron 22 provincias – Santa Fe incluida – de cómo administrar los cortes en la vía pública. Pero cuando uno dice “en cinco minutos vamos a desalojar – en clara referencia a los dichos de Bullrich- uno tiene que ser muy prudente con lo que se plantea a la sociedad porque rápidamente, tus propias palabras se te vuelven encima”, comentó.

Qué pasa en la provincia

“En Santa Fe decimos lo que podemos cumplir” dijo Pullaro y siguió explicando, “cuando hay un corte de calle, la policía informa al ministro de Seguridad y al Ministerio Público de la Acusación. Y si el delito ya está cometido, si el corte de calle está dado, hay que plantear que se está cometiendo un delito y comenzar a entablar una conversación para que se pueda levantar ese corte”.

“Mínimamente, lo que se pretende en la provincia de Santa Fe, es que los cortes sean intermitentes o cortes parciales, y mientras tanto escuchar la demanda y canalizarla. Uno sabe que no es simpático, pero hay que tener los pies sobre la tierra, porque la sociedad te pide que los saques – a los piqueteros - pero soy sincero en una cuestión: cuando uno utiliza la fuerza pública, siempre la escalada de violencia fue superior. No es que uno utiliza la fuerza pública, desalojaste la ruta y ganaste la pelea y los autos y peatones pueden circular con libertad. Está probado en la Argentina que, cuando uno utiliza la fuerza pública, automáticamente la violencia se multiplica”.

“Si estamos sentados acá, es porque tontos no somos”, dijo Pullaro, “por eso hay que negociar. Pero cuando caemos presos de la extorsión, por supuesto que no vamos a dejar que nos corten una ruta durante 12 horas porque no podemos permitir que no haya circulación. Pero que quede claro que siempre fue peor cuando se utilizó la fuerza pública para desalojar una ruta. Prueba de esto es que el gobierno nacional sanciona este protocolo y no lo pudo cumplir al otro día”, indicó.

- SM

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar