"Dejé la provincia menos endeudada"

Desde la presidencia de la Cámara de Diputados, Bonfatti defiende su gestión y despega al socialismo del frente Cambiemos. Lanzó reproches a Corral y a Barletta por el apoyo sin críticas al gobierno nacional, y cuestionó las medidas de Macri.
129813
Antonio Bonfatti le mide por estos días el tiempo a su nueva tarea. Dejó la vorágine del Ejecutivo y ahora se encuentra "mucho más tranquilo" como presidente de la Cámara de la Diputados. Hombre clave del Frente Progresista, el ex gobernador dialogó con Rosario/12 y se despegó del frente que integran el PRO y la UCR. El legislador castigó al intendente de Santa Fe José Corral y al diputado nacional Mario Barletta, radicales más cercanos al macrismo, por emplear una "defensa a ultranza acríticamente" del gobierno nacional.

‑¿Cuánto cambió el ritmo ahora que es diputado?

‑Indudablemente que cambia, cambia la vida, uno está mucho más tranquilo, pero asumiendo también con muchas ganas esta nueva responsabilidad y con una provincia tan grande, con tantas cuestiones que permanentemente hay que resolver, así que uno siempre encuentra cosas en dónde aprovechar el tiempo. Leyendo mucho, teniendo muchas más posibilidades para leer ahora.

‑¿Cómo evalúa los primeros días del gobierno de Macri?

‑Hay que ser prudente, 70 días es poco, pero indudablemente que hay medidas que no condicen con lo que pensamos, no veo un proyecto integral. Lo de la inflación no es nada nuevo porque hace años que venimos con inflación y creo que hay un arrastre en esto. Pero temas como la minería, haber quitado las retenciones me preocupa y mucho, sacar las retenciones al maíz sin entender lo que significan los productores avícolas, los productores porcinos, el pecuario, es una irresponsabilidad porque ha disparado los costos y va a dejar que mucha gente quede sin trabajo, sin producción. Medidas como la que se anuncia que en 5 minutos hay que disolver un piquete por la fuerza, creo que no es la metodología. No estoy de acuerdo con el corte de una ruta en forma permanente, pero los movimientos sociales existen, tienen demandas, hay que atenderlos, hay que dialogar, persuadir. Estas cosas yo no las comparto.

‑¿Es un gobierno de derecha?

‑No tengo la menor duda.

‑¿Cómo imagina la relación entre el socialismo y PRO, con el intento de un sector radical de acercarlos a Cambiemos?

‑El socialismo no va a ser parte de Cambiemos. Nunca. No hay coincidencias. Aunque hay radicales que están muy identificados con Cambiemos, nosotros no compartimos. Hemos construido una experiencia que ya lleva veinte años, con un programa, ya con gestiones de gobierno provincial, con gestiones de gobiernos municipales, y vamos a seguir aferrados a esa construcción política.

‑¿Es una contradicción que Corral y Barletta defiendan al mismo tiempo los gobiernos provincial y nacional?

‑Indudablemente, la defensa a ultranza del gobierno nacional, de manera acrítica, no es nuestra posición. Nosotros, frente a cada hecho que se vaya tomando, vamos a tener una posición. Podemos coincidir o no con la Unión Cívica Radical.

‑¿Hay quienes quieren romper desde adentro al Frente Progresista?

‑No, creo que no está en el ánimo de nadie romper el Frente Progresista. Veinte años no se pueden echar por la borda, aparte con los resultados excelentes que hemos tenido en las dos grandes ciudades y en la provincia, con un tercer período consecutivo.

‑¿Habrá una lista del Frente y otra de Cambiemos en 2017?

‑Ya en lista de diputados hemos ido separados en las últimas elecciones. No me sorprendería que suceda de nuevo.

‑¿Y en el 2019 llega la separación?

‑Esperemos que en el 2019 sigamos adelante con el Frente Progresista.

‑¿Cómo ve la gestión de Lifschitz?

Hay una continuidad de la política, de los proyectos. Siempre resalto que durante cuatro años de gobernador nunca pude tener una reunión con la presidenta, escasas con los ministros, nula respuesta del gobierno nacional para cosas trascendentes, como vivienda, un aval para crédito. Y estos son tiempos distintos. Miguel ha tenido posibilidad de tener reuniones con ministros, con el propio presidente de la Nación, hay un diálogo que se ha instalado, que me parece siempre constructivo. Obviamente, que en 70 días no se pueden conseguir resultados inmediatos, pero yo creo que Miguel se va afirmando día a día en la gestión.

‑¿Qué base le dejó usted?

‑Una provincia consolidada en lo económico, financiero, una provincia con la menor deuda pública del país, inexistente prácticamente si uno toma un presupuesto anual, con muchísimas obras en marcha para terminar, estamos hablando de grandes hospitales, acueductos, escuelas, rutas, temas de energías, energías alternativas. En fin, una provincia ordenada.

‑¿Cuál fue el punto más fuerte de su gestión como gobernador?

‑Depende quién lo tome, si cada ciudadano mira desde su visión, a uno le llegó una escuela, hay 275 escuelas nuevas, ochenta y pico de centros de atención primaria de la salud, el incremento en la matrícula de la escuela secundaria, el Plan Abre que ha sido tan exitoso y hoy se lo valora en todos lados como un acierto de haber tomado políticas transversales de todos los ministerios, con los municipios, todo lo que ha significado el deporte, la producción, los nuevos emprendimientos productivos que hemos instrumentado en la provincia, la Agencia de Ciencia y Tecnología, los cambios en el sistema penal, que creo han sido exitosos, comenzar una transformación profunda de la policía como institución que indudablemente no se logra inmediatamente, pero se están viendo los resultados.

‑¿Y el más débil?

‑Lamentablemente, una sociedad violenta que ha perdido sus valores, una juventud a la que lamentablemente, y somos todos responsables, no le pudimos dejar un país en dónde nos podamos entender, mucha conflictividad, mucha agresividad. Culturalmente, poder tratar de minimizar eso es algo que siempre nos duele, no haberlo podido lograr más como uno pretende.

‑¿Por qué se desarrolló el narcotráfico de modo tan intenso en la provincia?

‑No, el narcotráfico está desarrollado en todo el país y todo el mundo. Rosario y Santa Fe fueron estigmatizadas, yo le puedo asegurar que hay lugares que están exactamente igual o peor, lamentablemente se lo utilizó como una bandera política para agredirnos, para que no cuajara un proyecto político como el que encarna el Frente Progresista en la provincia. Hoy está demostrado, cuando se empiezan a ver números, estadísticas de otros lugares, que son realidades que nos tienen que encontrar trabajando juntos, no enfrentándonos. Estamos demostrando que en Santa Fe estamos bajando los índices de criminalidad, los índices de delito. Sin ir más lejos, hubo 32 homicidios en la ciudad de Rosario en el mes de enero de 2014, 28 en 2015, 19 en 2016. Digo, uno puede mostrar las estadísticas que son contundentes.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar