Docentes públicos y privados rechazaron la oferta salarial del Gobierno

Provinciales 19 de febrero Por
El Gobierno propuso un 19% desde marzo, 24% en julio y 31% en septiembre. Tras la negativa gremial, se definió un cuarto intermedio hasta el lunes a las 9. Amsafé lo rechazó y espera una nueva propuesta. "No es lo que esperábamos", señalaron.
paritaria-24

Los gremios docentes rechazaron anoche de plano la propuesta salarial del gobierno de Miguel Lifschitz que les ofreció un aumento que arranca con el 19 por ciento en marzo y recién llega al 30,1 por ciento dentro de siete meses, en setiembre próximo. El ofrecimiento sorprendió a los negociadores porque en el caso de los sindicatos es aún menor, 28,1 por ciento. "Es insuficiente", dijo la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, por lo que la reunión pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes, a las 9, a la espera de que el ministro de Economía, Gonzalo Saglione "afine el lápiz" y mejore la oferta, no sólo en los porcentajes sino también en los plazos de pagos. "La situación complica el comienzo de las clases", advirtió la líder de Sadop, Patricia Munier.

Los dirigentes de Amsafé y Sadop se fueron decepcionados de la reunión de anoche. Uno de los momentos más tensos fue cuando la ministra de Educación, Claudia Balagué, anunció el aumento a los docentes en tres tramos: 19 por ciento en marzo (a cobrar en abril), trepaba al 24 por ciento en julio (cinco puntos más) en julio y recién llegaba al 30,1 por ciento dentro de siete meses, en setiembre (a cobrar en octubre). "¿Estás hablando en serio?", le preguntó Alesso. "Es lo que el gobierno puede ofrecer", le respondió Balagué. La situación se zanjó con un acuerdo: el pase a un cuarto intermedio hasta el lunes, a las 9, para que el gobierno "pueda mejorar la propuesta", coincidieron Alesso y Munier.

El gobierno reunió a las mesas paritarias por separado: a los estatales de UPCN y ATE los convocó en la Casa Gris, donde se ofreció un aumento del 28,1 por ciento y a los docentes en el Ministerio de Trabajo con la propuesta del 30,1, un porcentaje que recién se completaría en setiembre.

"Es una propuesta inaceptable, insuficiente. Por lo tanto, se pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes, a las 9", señaló Alesso. "Nosotros vamos a insistir que el gobierno mejore no sólo los porcentajes, sino también los tramos. Creemos que es un porcentaje muy bajo, que tiene que ser superado por otra propuesta tanto en el aumento como en los plazos de pagos", agregó.

Alesso aclaró que el rechazo del ofrecimiento no significaba cortar el diálogo. "La negociación no está cerrada, vamos a continuar discutiendo. Nosotros planteamos las observaciones que tiene la propuesta que son insuficientes y volveremos a reunirnos el lunes a la mañana. Vamos a ver si el gobierno puede mejorar" los números.

Le preguntaron si la paritaria quedaba abierta para el segundo semestre como deslizó el propio Lifschitz esta semana. "No avanzamos en otros temas por que consideramos que esta propuesta es insuficiente. Vamos a esperar hasta el lunes", contestó Alesso. "El lunes es el último plazo que tenemos en Amsafé porque el martes ya comienzan las asambleas departamentales y para nosotros es muy importante que la nueva propuesta se concrete el lunes".

--¿Ya tiene fecha la asamblea provincial?

--No, pero será la semana que viene -informó.

Munier también salió decepcionada de la reunión con Balagué. "No es lo que esperábamos. Habíamos pedido el 35 por ciento y el plazo de pago es muy largo y no prevé nada para febrero. Así que pasamos a un cuarto intermedio hasta el lunes".

Según Munier, la situación "complica el comienzo de clases". El arranque del ciclo lectivo está previsto para el 29 de febrero. "Lo venimos diciendo desde enero, estamos con los plazos acotados, queda muy poco tiempo para analizar cualquier propuesta. Es más, nosotros ya habíamos convocado a la reunión de delegados de seccionales de Sadop para el lunes a la mañana, así que ahora vamos a postergar a la espera de una propuesta superadora. Estamos complicados", insistió.

En la paritaria estatal, el gobierno ofreció un aumento del 28,1 por ciento y garantizó que ningún empleado público cobre menos de 10 mil pesos, pero recién dentro de siete meses. "Un agente público sin antigüedad cobraría en setiembre un salario de 10.200 pesos, que implica un aumento de 2.235 pesos", informó la Casa Gris. El ministro de Gobierno, Pablo Farías, destacó que "la propuesta representa un gran esfuerzo para las arcas del Estado".

- R12

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar