Premios Oscar 2018: cómo celebró Chile el triunfo de Una mujer fantástica, mejor película extranjera

Espectáculo 05 de marzo de 2018 Por
El premio tiene la lectura de orgullo no solo por el cine chileno, sino también por la diversidad sexual.
2641915h688

SANTIAGO.- Pocas veces los chilenos han estado tan conectados al mismo tiempo y con la misma sensación. Anoche fue una de esas ocasiones. Había un presentimiento de que algo bueno iba a ocurrir con Una mujer fantástica, el primer largometraje del país vecino en ganar un Oscar . Con la actriz Daniela Vega -primera intérprete transgénero en presentar una categoría en la ceremonia de la Academia- como protagonista, la película del director Sebastián Lelio se impuso en la versión 90 de los premios a The Insult (El Líbano), Loveless (Rusia), On Body and Soul(Hungría) y The Square (Suecia).

Excepto los económicos, no hay portada de diario chileno que hoy no tenga un despliegue con el premio. Apenas la actriz Rita Moreno anunció la ganadora, los canales de televisión que no estaban transmitiendo la premiación, interrumpieron sus programas de domingo en la noche para repetir sin cesar el momento glorioso en que Lelio y su elenco suben a recibir su estatuilla dorada. "Estoy tremendamente emocionado, confundido, soy un torbellino de cosas", dijo el director en el backstage, poco después de recibir el Oscar. Daniela Vega, mencionada por Lelio en el escenario como la inspiración de la película, también estaba "muy emocionada y muy contenta de ser parte de este momento en la vida de todos nosotros", agregó.

Esta madrugada, algunos fanáticos salieron a dar bocinazos en el centro de Santiago. Poco más de cincuenta personas legaron con banderas chilenas a Plaza Italia, el lugar donde las multitudes celebran los triunfos deportivos del país. No había más ambiente porque el Oscar coincidió con el fin de las vacaciones locales, pero el viernes por la noche se emitió Una mujer fantástica en TV abierta y eso volcó la atención del país hacia el cine durante todo el fin de semana.

El efecto político
Las radios iniciaron hoy sus programas con especiales sobre el Oscar, que es el segundo de Chile -en 2016 Historia de un oso ganó en la categoría mejor corto animado-, y lo mismo ocurrió en la TV. El Gobierno además anunció que mañana por la noche Bachelet recibirá al equipo del film en el Palacio de La Moneda.


Una mujer fantástica es también profundamente política. Es la historia de Marina (Daniela Vega), una mujer transgénero que debe sobrevivir a la violencia y los prejuicios. En la vida real, Vega impulsa la lucha por conseguir igualdad de derechos en una sociedad conservadora como la chilena. Al partir hacia los Oscar desde Santiago, hizo notar que, por ejemplo, ella está obligada a viajar con un pasaporte masculino cada vez que sale del país.

Después de recibir la estatuilla, Sebastián Lelio fue certero en un comentario. "Han pasado muchos años en Chile para que el Estado reconociera a las personas transgénero. Ahora vamos a afrontar un nuevo gobierno de derecha, muy conservador, y va a ser un paso atrás al respecto, pero espero que este premio amplifique el mensaje y ayude a dar relevancia a un asunto urgente", dijo a la prensa y añadió: "Las personas transgénero no son clase B, son uno más. Es un honor representar a Chile y a la lengua española. Estamos pasando como sociedad, no solo en Chile, por una crisis con los límites de la empatía. Existen personas ilegítimas y amores ilegítimos cuando no hay daño de por medio ¿Bajo qué autoridad?".


El triunfo de su película -precedido por otros 17 reconocimientos cinematográficos- estuvo rodeado principalmente de comentarios relacionados con la Ley de Identidad de Género que desde enero se tramita en el Parlamento. 

Daniela Vega ha dicho que irá al Congreso a argumentar en favor de la ley, que fue muy resistida durante la visita del papa Francisco, en enero último. Uno de sus promotores, el diputado liberal Vlado Mirosevic, interpeló en Twitter a Sebastián Piñera , quien el próximo domingo asumirá como presidente: "Me parece que no es momento de celebración para aquellos que se han opuesto a legislar en favor del respeto a la dignidad de la comunidad trans en Chile. Un poco de respeto". Piñera no respondió. Su celebración había sido más neutra: "Esta noche el cine chileno tocó las estrellas. Grande Chile y un gran abrazo, con orgullo y emoción, a todo el equipo de #UnaMujerFantástica".

Ni en Chile ni en la Argentina
Otro tema comentado desde el triunfo en los premios de la Academia tiene relación con la nacionalidad del realizador Sebastián Lelio. Aunque nació en Mendoza, su padre es argentino y ahora vive en Alemania, él siempre ha dicho que es chileno. Los medios argentinos destacaron el origen de Lelio en algunos titulares y eso dejó a varios en Chile protestando por aquellas menciones.

Lelio, sin embargo, no es de Chile ni de la Argentina. Al menos por algunos días. "Estoy en Júpiter. No me puedo creer que haya pasado. Estoy sorprendido. Sabía que la película estaba entre las favoritas, pero nunca te lo crees hasta que ocurre", dijo en una rueda de prensa después de la ceremonia y antes de partir a festejar junto a su equipo.

Novedades Del Sur

Novedades del Sur | [email protected] | CALLE 58 BIS 191 | CP 2607 | Villa Cañás

Te puede interesar